Libre, sin moderadores, sin censura
CULTURA Y ARTE
HISTORIA GRAFICA
CAPACITACION
LINKS
SERVICIOS
La anulación del voto preferencial y la Ley de Partidos Político: un andamiaje de manipulación e imposiciones
Las cúpulas mañosas de los partidos han impulsado un proyecto para la eliminación del voto preferencial encontrándose ahora a punto de ser ratificada por el pleno del parlamento, sus argumentos y preocupaciones radican en que el voto preferencial no contribuye al fortalecimiento de los partidos... es la mentira más grande
Por Celso Palacios Choque
Celpa07@yahoo.com
si se consultara a la ciudadanía la anulación del voto preferencial, es decir la eliminación de su única herramienta de control ciudadano,  la respuesta seria de total oposición a la inadecuada propuesta.

Hace casi 30 años en las elecciones para la Asamblea Constituyente del año 1979 la dictadura  saliente de Morales Bermúdez implemento por primera vez el sistema del voto preferencial, con el objeto de debilitar la llegada del APRA y diluir el arrastre y contundencia de la presencia de Víctor Raúl Haya de la Torre, a lo que la organización partidaria respondió con una sólida respuesta de unidad y la campaña del C-1 alcanzo así resultados históricos, sea dicho esto como antecedente de otras épocas en desmedro de quienes vayan argumentar la validez de la lista cerrada.

Las cúpulas mañosas de los partidos han impulsado un proyecto para la eliminación del voto preferencial encontrándose ahora a punto de ser ratificada por el pleno del parlamento, sus argumentos y preocupaciones radican en que el voto preferencial no contribuye al fortalecimiento de los partidos, propicia el transfuguismo y ocasiona  guerras fratricidas de los candidatos en carrera  del curul soñado.

Nuestros tiempos tiene para nosotros sus propios antecedentes, sea esto dicho en lo referente al cupo de invitados, ese nuevo atributo por el que se auto endosa el líder de toda lista partidaria y que cada agrupación a estas alturas del partido puede sacar sus propias conclusiones.

En cuanto al APRA nada enriquecedoras ha significado el uso de ese atributo o derecho; de saque tenemos las dos vicepresidencias, con Luis Alejandro Gianpietri Rojas, marino con vinculo y pasado fujmorista propuesto por Kouri, que se envalentona y se dispara, Zoila Lourdes Carmen Sandra Mendoza Del Solar (invitados con suerte pues ambos resultaron ser vicepresidentes y parlamentarios a la vez) ya con algunos pecadillos de orden personal saca lustre a su calidad de invitada de vez en cuando, Julio Herrera, que no ha logrado ser la voz de la clase trabajadora, no enriquece, ni desarrollado capacidad alguna, y la cereza de la torta Lucianita (que no sabemos si fue canje o invitada) que nos va dando cada día mas sorpresas, es decir quien eligió a los invitados de seguro no pensó en fortalecer la capacidad política e intelectual de la CPA, ni mucho menos, ¿fue entonces solo un calculo electoral?, ¿se sienten identificados los apristas con estos invitados?.

El primero de los argumentos que fundamentan la eliminación del voto preferencial es que en primer lugar que no contribuye al fortalecimiento de los partidos políticos, errada premisa, ya que en primer lugar ese no es el objetivo de éste sistema de elección, pues  el voto preferencial es mas bien un instrumento de los electores que no quieren ver en el parlamento o en el ejecutivo a cada poli castro que vemos a diario en los medios defendiendo sus intereses y de la ciudadanía ya esta harta. Entonces nada tiene que ver con el fortalecimiento de los partidos políticos.

Si lo que persiguen los promotores de esta maniobra electoral es el fortalecimiento de los partidos, la modificación debe darse en el ámbito de la Ley de Partidos Políticos y no en la ley electoral. Actualmente nuestro sistema de partidos se desarrolla y enmarca en la Ley Nº 28094 , Ley de Partidos políticos,  cuyos 42 artículos y dos disposiciones transitorias reflejan la poca voluntad de realmente regular de manera eficiente y democrática la vida de los partidos políticos.

La Ley de partidos Políticos no desarrolla la amplitud del universo que abarca el activismo de los partidos, constituyendo realmente un texto de generalidades y que durante su vigencia  ésta no ha sido en realidad un instrumento que garantice la democracia interna de los partidos políticos, siendo así que en realidad subsiste un sistema abiertamente a favor de las cúpulas y el manoseo de quien se pretenda el dueño de los partidos.

Una forma de fortalecer los partidos políticos sería el dotarla de una legislación que garantice la democracia interna de los mismos, con mecanismos de renovación periódica de sus cuadros, que penalice puntualmente con el cierre de su registro de evidenciarse casos que limiten o vulneren la democracia en los partidos, permitiendo  que la ONPE y el JNE garanticen la democracia interna con procesos supervisados de manera obligatoria. Como no les importa en verdad el fortalecimiento de los partidos, entonces sufren un ataque de estrabismo y confunden la Ley de Partidos Políticos con la Ley Electoral.

Podemos en general afirmar que todos los partidos tienen su propia experiencia con los invitados; de la derecha a la izquierda, pasando por los aventureros del antisistema, que en un corto tiempo han pasado a asimilar los usos y costumbres del sistema al que en campaña combatieron, y así cada organización ha sufrido por igual su errada elección, quizá con mayor grado por el agregado del transfuguismo, consecuencia de la debilidad en compromisos y formación de sus invitados.

El transfuguismo, es un fenómeno aparecido en los tiempos del fujimorismo cuyo estimulo giro en los contundentes fajos de dólares entregados en los cuartitos del SIN y que hoy se pone en boga por una ubicación que entone a intereses lucrativos y personales, respondiendo el cambio de camiseta al mismo argumento metálico, dado la cada vez mas arraigada desideologización de los partidos.

Los promotores de tal decisión han sido los parlamentarios del APRA, Unidad Nacional y UPP, que ratificarán su eliminación en el Pleno, los no paran al unísono en afirmar que su eliminación ayudará a consolidar a los partidos, ante lo cual no cabe solo el rechazo.

Si se consultara a los partidos sobre el aporte que ha significado la Ley de Partidos la respuesta que se obtendría es que ésta no ha servido para nada, y si se consultara a la ciudadanía la anulación del voto preferencial, es decir la eliminación de su única herramienta de control ciudadano,  la respuesta seria de total oposición a la inadecuada propuesta.

Muchos saldermos a las calles para protestar y recoger firmas. Constituye el abuso de las costras dirigenciales entronizadas que atropellan los derechos democraticos de sus militantes.

   
     
 

Compañero:
Suscribete al Foro de Debate:
Tienes un correo de Yahoo, hazlo Hoy Aqui:

http://espanol.groups.yahoo.com/group/vanguardia_aprista/

Tienes una cuenta de Hotmail - gmail - otros escribenos a:

vanguardiaapra@ec-red.com

     

Derechos reservados de "Cuadernos Apristas" y "Vanguardia Aprista en www.vanguardiaaprista.com" (Actualizado Noviembre 2008)
E-mail : vanguardiaapra@ec-red.com
Correo de Grupo : vanguardia_aprista@gruposyahoo.com