Counter
LINKS
LINKS PERSONALES
LINKS BASES PAP
SERVICIOS
-
Emiliano Palacios en Miraflores . Mi compromiso:
Por la Renovación Democrática en  el camino de Víctor Raúl Haya de la Torre
Este XXIII Congreso Partidario, debe ser el ágora donde hagamos la crítica y autocrítica partidaria, pero fraterna, tolerante y respetuosa. Debemos señalar nuestras debilidades para superarlas, potenciando nuestras fortalezas, identificando claramente los factores favorables y desfavorables, de tal forma que en estos tiempos de desconfianza pública, renazca un partido fortificado en su línea de izquierda democrática y en su compromiso histórico de luchar por la construcción de una sociedad más justa, más democrática, con oportunidades para todos.  
En Miraflores VOTA por el 3 - En Miraflores VOTA por el 3 - En Miraflores VOTA por el 3
Emiliano Palacios es candidato a delegado en Miraflores. Es el número 3

"Nosotros necesitamos continuar la modelación del Partido. En eso pienso yo seriamente, porque eso corresponde a la etapa en que yo ya no voy a vivir. Hay que dejar un Partido fuerte, sólido. Un Partido moderno, contemporáneo. Un Partido que realmente represente la unidad monolítica y la fuerza organizada."

Mayo de 1978, Víctor Raúl Haya de la Torre

Saludo fraternalmente a los compañeros militantes del partido aprista que pertenecen a la base aprista del distrito de Miraflores, y en mi condición de militante  y candidato a delegado de nuestra base al XXIII Congreso Nacional  de nuestro partido me permito alcanzarles la siguiente reflexión que de alguna manera expresa  mis preocupaciones, pensamientos y esperanzas sobre nuestro gran partido:

1.- Situación actual:

Todos sabemos que en los actuales momentos en nuestra sociedad, los partidos políticos y la clase política sin excepción alguna, suscitan en la mayoría de la población una fuerte desconfianza y rechazo en tanto instituciones democráticas capaces de canalizar las demandas de la ciudadanía, de formular propuestas programáticas y de representar la voluntad mayoritaria de la población para tomar las decisiones públicas que den solución a los problemas de la sociedad.

La recuperación de la democracia no ha cumplido con la promesa de una reforma institucional de los partidos que permita la práctica de la democracia interna y la adecuada representación de los intereses de las mayorías nacionales.

2.- Los  Partidos Políticos:

Los Partidos Políticos, son instituciones que tienen como  fin canalizar las necesidades más urgentes de la  población, formular las propuestas programáticas y expresar la voluntad ciudadana ante el estado para  implementar medidas y políticas que defiendan la calidad de vida, empleo y derechos humanos, con solidaridad y justicia social, beneficiando a los sectores más necesitados.

Este concepto de partido como instrumento para transformar la realidad, para alcanzar mayores niveles de vida y justicia social ha ido deteriorándose, notándose en el escenario político que la gran mayoría de partidos se han convertido en organizaciones que buscan el poder para afianzar intereses particulares. Los partidos  mayormente se encuentran ajenos a los problemas de la gente,  sumidos en los intereses particulares se olvidan de los problemas sociales, del desempleo, de la pobreza, de marginación, de inseguridad  pública, del precario sistema educativo y de salud. Este comportamiento de distanciamiento de la población es claramente percibido por la mayoría de ciudadanos, produciendo desconfianza y rechazo a los partidos, tal como lo reflejan las encuestas de opinión pública.

Nuestro partido, el PAP,  que insurgió como la principal fuerza política movilizadora de la sociedad civil para  alcanzar la democracia y la justicia social contra las oligarquías autoritarias y excluyentes, tiene el desafió de reencontrarse con sus principios esenciales y recuperar su capacidad constructora de la política para la reinvención de la democracia que asegure  libertad, justicia, solidaridad, bienestar y  dignidad para todas las personas sin exclusión alguna, de allí la gran trascendencia de este XXIII Congreso partidario, para renovar y fortalecer la misión de nuestro gran partido.

3.- El Congreso Partidario:

Este XXIII Congreso Partidario, debe ser el ágora donde hagamos la crítica y autocrítica partidaria, pero fraterna, tolerante y respetuosa. Debemos señalar nuestras debilidades para superarlas, potenciando nuestras fortalezas, identificando claramente los factores favorables y desfavorables, de tal forma que en estos tiempos de desconfianza pública, renazca un partido fortificado en su línea de izquierda democrática y en su compromiso histórico de luchar por la construcción de una sociedad más justa, más democrática, con oportunidades para todos.  

Nuestro partido tiene que avanzar en la conquista de espacios de poder local, regional y nacional,  pero con una posición antimperialista,  integracionista, solidaria donde se construya un Estado fuerte capaz de procesar las amenazas de la globalización y sea capaz de aprovechar las oportunidades en beneficio de las mayorías. Estas nuevas realidades obligan a que nuestra organización partidaria, estatutos y  programas partidarios sean revisados, renovados y adecuadas con sentido de prevención  a la exigencia de los nuevos tiempos que nos toca vivir.

4.- Nuestro Partido:

Nuestro partido está llamado a tomar la iniciativa y dar el ejemplo con la adopción de decisiones que ayuden a recuperar la confianza del pueblo y  permita seguir participando democráticamente en los distintos espacios de gobierno local, regional y nacional. Nuestro partido debe orientarse a dar claras prácticas de ser:

a).- Auténticamente democrático, donde cada militante signifique un voto en la elección de sus autoridades partidarias y representantes locales, regionales y nacionales, en cuyos procesos debe participar la ONPE , de tal forma que se garantice un absoluto respeto a la voluntad de los militantes, desterrando para siempre elecciones a dedo, que es la antidemocracia.

b).- Requerimos una estructura partidaria moderna, con cargos, responsabilidades y competencias efectivas descentralizadas y al mismo tiempo articuladas a los grandes propósitos del partido en la sociedad.

c).- Sus cuadros dirigenciales y futuros dirigentes deben estar en permanente capacitación, fortaleciendo sus posibilidades de análisis y diagnóstico de los problemas de la sociedad, de vincularse a los espacios donde se expresan las voluntades fragmentadas  de la sociedad civil  y de formulación de opciones programáticas competitivas que planteen soluciones viables.  

d).- Requerimos de Estatutos Partidarios renovados, donde se exprese claramente las normas claras que garanticen la democracia interna para elegir a las autoridades internas y candidatos a cargos públicos, los   deberes y derechos de los militantes a la acción política de no solo elegir y ser elegido sino también a la participación en las decisiones de la formulación de las estrategias y programas partidarios. Lo mismo habrá de contener a los órganos de fiscalización y control de los militantes, dirigentes y de los miembros partidarios que ocupen funciones públicas, para regular y evitar se cometan excesos o abusos. Los autoridades internas y los funcionarios públicos deben estar obligados a rendir cuentas de su gestión al partido por lo menos una vez al año.

La memoria de Víctor Raúl Haya de la Torre ,  el legado de los mártires,  el llamado de los militantes que con su sacrificio construyeron nuestro gran partido exigen que los funcionarios públicos y  los dirigentes de nuestro partido tengan una conducta responsable, ética, transparente y eficaz.

Las normas deben garantizar el reconocimiento a los méritos de los militantes mediante un escalafón partidario y  deben promover la renovación democrática de los dirigentes, impidiendo la reelección y la concentración excesiva de las funciones públicas.  Debe considerar que los principales puestos de dirección política sean incompatibles con otras funciones públicas, tenemos que exigir que los parlamentarios o altos  funcionarios públicos se concentren en sus labores específicas, evitando el acaparamiento de  puestos directivos partidarios que no pueden cumplir cabalmente.

 e).- Nuestro Partido tiene que recuperar su condición de Partido Escuela como lo fue con Haya de la Torre.  Hay que considerar que la opinión pública no sólo percibe que hay falta de renovación sino también problemas con la preparación y calificación de los dirigentes políticos.  Hoy que en el mundo  hay una exigencia  estar más informados y preparados,  nuestro partido tiene que asumir una seria y agresiva estrategia de capacitación.

El partido debe de organizar una Escuela Política Nacional para formar líderes de nivel de excelencia y a su vez estos contribuyan a capacitar permanentemente a los militantes y dirigentes de base y funcionales para ejercer responsabilidades internas y externas (gobiernos municipales o regionales, parlamento, etc).  Apoyados en las nuevas tecnologías de información (Internet, multimedia, computadoras ) podemos dar un gran salto cualitativo en la formación política y técnica de los dirigentes y militantes a nivel nacional.

 

Nuestra capacitación política basada en modernas herramientas tiene que estar vinculada al espíritu aprista de: "Fe, Unión, Disciplina y Acción", "Si sabes enseña, si no sabes aprende" y "Joven prepárate para la lucha y no para el placer", para motivar en nuestra juventud y militancia la preocupación por el bien común.  La honestidad, austeridad, transparencia y vocación de servicio deben ser valores presentes en las conductas de los militantes, dirigentes y autoridades públicas apristas.

f) La estructura  organizacional interna que asigna y coordina las actividades políticas internas debe servir al cumplimiento de los propósitos esenciales del partido en la sociedad. Nuestra organización debe rediseñarse para que los militantes hagan actividades políticas relevantes y superen el limitado rol de operadores de una maquinaria electoral. Las diferentes unidades organizacionales del partido deben hacer labores de diagnóstico, análisis, propuesta frente a los problemas sociales  y sostener una interactiva relación con las diferentes organizaciones de la sociedad civil.

 El Partido tiene que superar la estructura organizacional vertical, centralista y desarticulada. La organización actual tiende a la centralización y la apropiación exclusiva de la acción política a los parlamentarios y a la dirigencia nacional  limeña y limitadamente a las dirigencias departamentales del interior del país

Es urgente insertarse en una reforma organizacional que promueva la participación democrática y descentralizada de los militantes, la competencia racional interna para elegir las autoridades y los candidatos a puestos públicos y la capacidad de influir en las decisiones importantes a nivel ideológico,  programático, organizativo y estatutario. Un partido dinámico y vivo tiene que ser fiel a su identidad política y estar en permanente adecuación a los nuevos tiempos, por lo que debe organizar frecuentes congresos que trasciendan lo eleccionario y sean realmente convocatorias al diálogo tolerante y debate interno de sus militantes sobre lo que los cambios y continuidades de los asuntos ideológicos, organizativos, estatutarios y programáticos.

5.  Partido y Sociedad

a)      Un partido con vocación de transformar la realidad debe ser un sistema abierto a la diversidad de intereses, demandas e ideas de la sociedad civil. El partido debe tener la capacidad de articular las demandas sociales en propuestas razonables, ordenadas y viables  que signifiquen la voluntad política general  para construir el poder público necesario para ejecutar los proyectos que  promuevan el desarrollo integral del país.

b)      Los militantes y dirigentes deben tener la capacidad de participar como ciudadanos en la diversidad de movimientos y organizaciones sociales para  identificar sus demandas y  así como deben estar preparados para contribuir a mejorar la capacidad de la gente para articular reclamos, organizarse y exigir un mejor desempeño de sus gobiernos (local, regional y nacional).

c)      El partido debe movilizar a la clase media que padece el deterioro de  nivel de vida y seguridad económica, con el encarecimiento de los costos de los servicios de salud y educativos, con las  altas tarifas de los teléfonos y  las elevadas tasas de interés de los créditos bancarios.

d)      El partido debe escuchar y recoger las ideas y apoyos de los movimientos sociales y las organizaciones no gubernamentales en el proceso de formulación de los proyectos políticos.

e)      El partido debe promover que a partir de la vigencia de la Constitución de 1979  la convocatoria a una Asamblea Constituyente que exprese el nuevo contrato social del país y se consagren los derechos sociales, económicos y políticos..

f)       El partido debe liderar la construcción de un Estado al servicio de la población. La opinión publica tiene una percepción de que el Estado sirve más a las fuerzas de grupos de poder económicos nacionales o internacionales que al interés de las mayorías populares. El Estado tiene que recuperar su función pública.

g)      El estado no puede dejar al mercado la concepción estratégica de su papel general en la sociedad. Los medios de comunicación han promovido el pensamiento único: Mercado, individualismo, pragmatismo, limitando la confianza en las respuestas colectivas.  Tenemos que recuperar el rol planificador, promotor concertador, regulador y articulador del Estado en función del interés general de la sociedad.

h)      Considerando que el medio ambiente es nuestra casa natural, que nos envuelve y cobija, y que cada vez viene siendo contaminado, debemos asumir las preocupaciones ambiéntales en nuestra concepción ideológica y programática.

El partido en sus diferentes niveles debe difundir la defensa de los valores medio ambientales como son: El Desarrollo Sostenible, la Biodiversidad, los Recursos Naturales sin contaminación, la Áreas Naturales Protegidas, la Educación Ambiental, el cumplimiento de la Normatividad Ambiental y Convenios Internacionales, mediante boletines, revistas, periódicos, foros, talleres, seminarios, etc. que promuevan una conciencia ambiental, de tal manera que nuestro partido sea el baluarte en la defensa del medio ambiente y de la vida.

Finalmente:

Hago llegar mis sinceros agradecimientos a todos los compañeros que se solidarizan con  mi candidatura,  que lleva el NUMERO 3, con la seguridad de que con su apoyo estaremos dando pasos firmes en la construcción de un partido democrático, moderno, ético, abierto, participativo y con capacidad para aportar hacia una sociedad de Pan con Libertad.

Miraflores, 05 de Febrero del 2010

Fé, Unión, Disciplina y Acción.

Apristamente,

Emiliano Manuel Palacios Montenegro

 Palacios.em@pucp.edu.pe, emiliano@lpmcont.com, epalaciosm@tallerorrego.org,

Telf. 444-6555, 999232278, Fax: 4461484

Candidato a delegado al XXIII Congreso Nacional Ordinario del Partido Aprista Peruano con el número 3 por la base aprista de Miraflores.

 

Derechos reservados de "Cuadernos Apristas" y "Vanguardia Aprista en www.vanguardiaaprista.com" (Actualizado Febrero 2010)
Correo para coordinación y colaboraciones de artículos, fotos y noticias ==> vanguardiaapra@ec-red.com
Correo del Foro o Grupo==> INSCRIBETE HOY (Clic aqui)==>
http://espanol.groups.yahoo.com/group/vanguardia_aprista