Counter
LINKS
LINKS PERSONALES
LINKS BASES PAP
SERVICIOS
Historia oculta de la actual crisis del PAP.
(Reflexiones y propuestas)
El comportamiento de la dirigencia de esos tiempos no fue acorde con las circunstancias. Por un lado, con el pretexto de la amenaza de muerte, el presidente y líder máximo del Partido abandonó su conducción y se fue a vivir entre Colombia y Francia; la dirigencia que quedo al mando, se ocupó solo de la administración del mismo, nunca tuvo una estrategia de lucha contra la dictadura ni orientó  a la militancia respecto a una política contra el gobierno fujimorista. Casi siempre los locales permanecían cerrados o eran ocupados por una militancia desconcertada que hacía tertulia política. Para el Partido fueron 10 años oscuros, no se hizo trabajo ideológico, político, social, en buena cuenta se desmovilizó el PAP. Prueba de ello son los resultados de las  elecciones presidenciales de 1995, donde la candidata del PAP apenas logró el 4.1% de los votos válidos y en el 2000, el nuevo candidato logró apenas el 1.4%. Del Castillo, que llegó al Partido en el período post- hayista, astutamente fue tejiendo su maraña de poder en la exigua estructura partidaria de aquellos tiempos.
Por: Estuardo Muñiz Estrada
 

Estuardo Antonio Muñiz Estrada

A). Desempeño profesional: - Economista de la Universidad Nacional “Federico Villarreal”, con estudios de post grado en Administración en ESAN, con especialización en Finanzas. Ex vice Ministro de Salud Institucional. Fue director de las más grandes empresas nacionales como Petro Perú, Electrolima, Banco Continental. Amplia experiencia gerencial en empresas líderes del país como Corpac, Pesca Perú, Electrolima en el sector privado en empresas como Manufactura Nylon, FINANPRO, Ha sido gerente general en ZOTAC de Tacna y CETICOS ILO de Moquegua, éstos últimas zonas de excepción aduaneras, comercial e industrial respectivamente.
Experiencia en planificación regional, fue consultor de INADE participando como tal en el “Plan Selva” y el “Plan de Integración Fronteriza de la Región Amazónica de Perú y Ecuador”, en la Municipalidad Metropolitana de Lima, además fue consultor en temas de descentralización. Entre sus trabajos más resaltantes se tiene el “Plan de Competitividad de la Región de Lima Metropolitana”, el “Plan de Desarrollo Integral de Lima Metropolitana”, entre otros.
B). Desempeño político.Desde adolescente se comprometió con el Partido Aprista Peruano. Inscribiéndose en 1961 en el Sector 7mo. “Fermín Ávila”. La Victoria.
B.1.) Formación Política. Universidades Populares “González Prada”. Escuela de dirigentes: Dirigida por el c. Víctor Raúl Haya de la Torre: Participante 1964, 1965 y 1966.  Primer Seminario de Política Universitaria, Organizado por el Comando Nacional Universitario. Huampani 8- 12 de febrero 1967. Expositor Principal: c. Víctor Raúl Haya de la Torre. Participante
B.2. ) Principales Cargos Estudiantiles.
Universidad Nacional “Federico Villarreal”- Facultad de Ciencias Económicas y Sociales: 1966- 1967. Sub- secretario General del Centro Federado de la Escuela de Economía. - 1967- 1968. Secretario General del Centro Federado de la Escuela de Economía. - 1969- 1971. Presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Nacional “Federico Villarreal”.
Congresos y Convenciones Nacionales de Estudiantes.- X Congreso Nacional de Estudiantes del Perú (FEP). Lima. 1965. Delegado - XI Congreso Nacional de Estudiantes del Perú (FEP). ACUNI- Lima 1966. Delegado - Convención Nacional Universitaria. ACUNI- Lima 1970. Presidente de Delegación.
Organizó y dirigió la corriente juvenil de reafirmación aprista “Nueva Actitud” que en los años 1970 luchó contra la dictadura militar de Velasco. El 02 de noviembre de 1969, dirigió el rechazo del D.L. 17437 “ley de Educación” que impuso la dictadura y que acabó con el cogobierno y la autonomía universitaria, en cuyos sucesos fue herido de bala al impedir las elecciones tramposas que las autoridades de la universidad de la época quisieron realizar y que repelieron a balazos, Dicho actuación fue ejemplo en todas las universidades del Perú en las cuales los universitarios impidieron dichos elecciones ordenadas por la dictadura.
B.3.) Principales cargos partidarios: - Secretario General del Comando Aprista Universitario de Economía. - Secretario General del comando Aprista de Ciencias Económicas. - Rector de la Universidad Popular “González Prada”. Sector 7mo. “Fermín Ávila”. La Victoria. - Secretario General del Sector 7mo. “Fermín Ávila”. La Victoria. 

I. Antecedentes.
Desde la desaparición física del Jefe del Partido, y con el progresivo recambio biológico de la generación fundadora, se pudo apreciar como poco a poco la dirigencia partidaria de esos tiempos fue dejando de lado el desarrollo ideológico antimperialista y la formación política permanente de sus militantes que fue preocupación constante desde los primeros años del Partido, inclusive en los tiempos más difíciles y duros. Gracias a la labor dejada por Víctor Raúl y la generación fundadora, que con su ejemplo hicieron escuela, dicha labor recayó en las enseñanzas y acción de los  cuadros medios de los sectores, de los distintos frentes de lucha: social, sindical, universitario y juvenil que responsablemente y de motu propio fueron propagando, organizando y formando cuadros en el seno del Partido; ellos fueron la verdadera herencia de Víctor Raúl y la garantía de la permanencia  de su ideología en la lucha constante del pueblo por la justicia de pan con libertad.

De ellos bebimos, con orgullo, la gloriosa experiencia de los tiempos de lucha en la clandestinidad y conocimos la legión de héroes humildes que murieron en dicha lucha como también en las cárceles donde, sin respeto a los derechos humanos, los torturaban y mataban; luego aprendimos de los sindicalistas, de los dirigentes de base sus formas de organización y combate; de los integrantes de la comandos universitarios de los 60´, y los 70´ que no sólo tuvieron que combatir a los gobiernos de turno, sino también luchar, en todos los frentes, contra los representantes del comunismo internacional que nunca aceptaron que pueda existir un Partido antiimperialista, indoamericano y de frente único. Esa pléyade de hombres y mujeres que conocieron a Víctor Raúl, forjados en sus enseñanzas y en los ejemplos de sus luchadores, son los que mantuvieron y mantienen la presencia del Partido en el pueblo; presencia cada vez menor sí, porque las dirigencias que siguieron no asimilaron el golpe traumático que significó la desaparición física del Jefe y la gran responsabilidad de seguir su huella. La gran fortaleza del Partido siempre será su ideología antiimperialista, su propuesta indoamericana, su organización partidaria y sus hombres y mujeres que con su ejemplo de vida y lucha, demostraron que fuimos un Partido diferente de fe, unión disciplina y acción, y sobre todo una fuerza moral en la que la corrupción no tenía lugar. Por ello muchos jóvenes llegaron y siguen llegando y por ello, a pesar de los escándalos de “dirigentes” de los últimos tiempos, todavía la derecha le teme a esa militancia por su concepción del mundo, por su idiosincrasia y por ello, quienes quieren acabar con el Partido o convertirlo en un instrumento personal de sus ambiciones, apuntan a Víctor Raúl, a sus enseñanzas, a los hayistas que dejó como herederos de sus sueños de justicia y de su amor y entrega al pueblo y a los oprimidos por el imperialismo.

II. El Primer gobierno aprista.
Como último presente a su líder y a su Partido, el pueblo le entregó el 53.1% de sus votos válidos a Alan García en las elecciones generales de 1985 convirtiéndolo en el primer Presidente Aprista del Perú. No sólo en el Perú sino también en el mundo la noticia corrió y creó gran expectativa pues se atravesaba por una gran crisis y se esperaba mucho del joven aprista y antiimperialista.

Alan García, era un joven de muchas dotes y condiciones de líder, aunque en su adolescencia y juventud universitaria no había sobresalido como dirigente ni mucho menos como activista, sin embargo gracias al reconocimiento y respeto que se le tenía a sus padres, Víctor Raúl lo propuso y fue elegido como integrante de la Asamblea Constituyente de 1978-79; posteriormente, luego de la crisis Villanueva- Townsend, pudo acercarse al aparato burocrático del Partido y llegar a la Secretaría de Organización y desde ahí construir su candidatura a la Presidencia de la República de 1985. Dicho paso fue audaz y atrevido pues tuvo que pasar por encima de varias generaciones y promociones del Partido, sin embargo a la militancia lo entusiasmaba su verbo y su juventud y esperaban que con el apoyo y el respaldo del Partido por fin se podría llevar adelante el programa aprista y construir la sociedad de pan con justicia y libertad que aspira el aprismo.

Una vez en el poder, y al inicio del gobierno, se sintió la participación del Partido; por un lado contó con una importante presencia de líderes de las primeras generaciones del Partido como: Luís Alberto Sánchez, Armando Villanueva, Ramiro Prialé, Luís Felipe de las Casas, Tello Salavarría, etc. y con jóvenes de la época, formados en las escuelas de líderes y capacitación que dirigió Víctor Raúl , forjados en las luchas estudiantiles y sociales de los años 70 y 80 y que presionaban por un gobierno aprista antiimperialista. Pero también por otro lado, en su audacia y por su cuenta tuvo la estrategia, como después se supo, de acercarse a los llamados “12 apóstoles”, integrados por las familias y grupos económicos que dominaban el país y cogobernó con éstos intereses. Los primeros años, con la aplicación del programa económico “heterodoxo”, la reducción del pago de la deuda externa entre otras medidas, se pudo detener la inflación y reactivar la economía, pero también se fue cediendo con la derecha y sus intereses que sacaron provecho del dólar MUC, el manejo arbitrario de los precios y lo peor no “cumplieron” con invertir los ingresos generados por la aplicación del programa heterodoxo, por lo que en julio de 1987 se dio la ley de estatización de la banca, que luego se retiró, creando con ello una serie de enfrentamientos con la derecha que se mantuvo hasta el final del gobierno; así entre el sabotaje de la derecha, ya peleada con García, y la violencia desatada por Sendero y el MRTA, el gobierno comenzó una zigzagueante línea que lo llevó al desgobierno del final de su período.

La coyuntura internacional de esa época era muy conflictiva: en Inglaterra gobernaba la Thatcher; en EE.UU. Reagan y en Indoamérica recién se estaba saliendo de la oscura noche de las dictaduras militares. En ese panorama, a nivel externo, García alucinaba un liderazgo indoamericano antiimperialista y a nivel interno fluctuaba entre el populismo y la claudicación popular. Mas que nunca necesitaba un Partido que le dé coherencia ideológica y respaldo social a su gobierno; sin embargo, en su desmesurada autosuficiencia, desde el inicio del gobierno García quiso sacudirse de la presión del Partido y poco a poco se fue librando de ella, por un lado favorecido por la dolorosa desaparición física de importantes líderes de las primeras generaciones y por otro, por la actitud pusilánime de los dirigentes que los fueron reemplazando. Es necesario mencionar que durante todo su gobierno los apristas le dimos el total respaldo a su gobierno e inclusive una larga lista de apristas asesinados por Sendero Luminoso por el solo hecho de ser parte y/o apoyar el gobierno de García. A la mitad de su período gubernamental, los cambios de gabinete, “la nacionalización de la banca” e innumerables decisiones de Estado fueron tomadas por el Presidente sin consulta ni conocimiento del Partido, pudiendo gobernar con sus  incondicionales “amigos” que acompañaron sus decisiones. Por esos años aparecieron las primeras denuncias de corrupción en las  empresas públicas promovidas por las ATA (Agrupaciones de Trabajadores Apristas), que si bien presionaron por trabajo casi nunca atendido, también denunciaron innumerables actos de corrupción no tomados en cuenta. En este período los grandes hitos de indicios de corrupción se dieron en el directorio del BCR, en la administración del tren eléctrico, en el Instituto de Comercio Exterior y en importantes empresas públicas coincidentemente dirigidas por los amigos del Presidente. Muchas denuncias hasta hoy no han sido aclaradas.

Son conocidas las circunstancias en las que se realizaron las elecciones generales de 1990 y la participación de los principales candidatos: el que agrupó a la derecha con el FREDEMO; el candidato del PAP y Fujimori, un oscuro personaje que fue acumulando el voto de la antiderecha y del antiaprismo fortalecido por el mal desempeño del gobierno de García al final de su período. Es importante señalar que a pesar de todo, el candidato del APRA obtuvo el 22.5% de los votos válidos y una importante bancada parlamentaria. Aquí se menciona que el PAP en la segunda vuelta - se especula que parte del gobierno de García, en primera vuelta - apoyaron a Fujimori, situación que los dirigentes de la época nunca explicaron.

III. La dictadura Fujimontesinista.
Desde que se posesionó en el poder, pasando por el Fujishock al auto golpe del 5 de abril de 1992, la estrategia de Fujimori se orientó al descrédito de la democracia para justificar su dictadura. Dictadura que apuntó contra el Perú (Fujimori no es peruano), sus instituciones democráticas y a doblegar la conciencia de sus ciudadanos con el único objetivo del poder absoluto que le permitiera el enriquecimiento ilícito a través del robo y el engaño. Por ello, perdimos una guerra -la del Cenepa- de la manera más vergonzante destruyendo así la moral de nuestros soldados; nuestras instituciones democráticas fueron acosadas hasta quedar heridas de muerte y los peruanos fuimos doblegados en lo más profundo de nuestros valores más puros. A nivel de programa de gobierno tuvo tres aristas notorias: el neoliberalismo a ultranza, el pragmatismo sin escrúpulos y el accionar corrupto para acabar con todo tipo de valores que pudieran cuestionar el accionar delictivo de la cúpula cleptómana. Por supuesto todo ello con el aval y apoyo del imperialismo y sus transnacionales que se enriquecieron con contratos de concesiones y privatizaciones y de la consabida derecha que servilmente aportaron “empresarios”, “técnicos” e “ideólogos” a cambio del “sencillo” que le arrojaron (es sintomático como hoy muchos de ésos colaboradores, mimetizados o no, siguen en el gobierno de García y se pasean muy orondos en palacio en eventos que les prepara el actual gobierno). Posteriormente la ambición desmedida y la traición mutua de las cabezas  más visibles de la dictadura (Fujimori- Montesinos) provocaron la caída de aquel régimen.

Como la dictadura fujimontesinista esperaba quedarse en el poder por más de 20 años, su estrategia política consideró como prioridad la liquidación de los partidos políticos desarrollando para ello campañas “contra los políticos tradicionales”, subterráneas persecuciones a los militantes más conocidos de los partidos y acorraló y/o corrompió a muchos de sus dirigentes. Los partidos de la derecha como siempre se adecuaron al poder corrupto, participaron en el “Congreso Constituyente” y con beneplácito apoyaron la farsa del referéndum y la aprobación de la nueva “constitución”, también apoyaron las privatizaciones, la entrega de Tiwinza, entre los muchos actos que le dieron gobernabilidad a la dictadura. Los partidos de “izquierda” desaparecieron y muchos de sus ex militantes y dirigentes participaron en el “Congreso Constituyente”;  algunos “como técnicos” participaron en el gobierno de la corrupción. Era innegable que el mayor encono fue contra el Partido Aprista, no sólo por que había sido el partido de gobierno sino porque siempre ha sido el más organizado y por lo tanto el más temido y contra él se enfiló toda la estrategia de demolición; por un lado se enrostró al Partido, como si hubieran sido actos institucionales, los actos de corrupción que cometieron los “amigos” del presidente García en su gobierno; paralelo a ello, corrompiéndolos, se “atrajo” al gobierno fujimorista a importantes militantes apristas para que sean sus operadores políticos, a otros para que sean asesores de los fujimoristas en el “congreso constituyente”, a algunos como “técnicos”, inclusive llegaron a ser ministros, vice ministros y altos funcionarios de aquel gobierno corrupto; pero en general se persiguió y se expulsó del gobierno a los pocos técnicos del partido y se vetó a los apristas para que no ingresen a trabajar para el Estado por el solo hecho de ser apristas; se acosó a las bases populares del partido con prebendas y hostigamiento en sus intentos de liquidarlas, pues en la estrategia del fujimontesinismo el partido aprista era el gran obstáculo.

El comportamiento de la dirigencia de esos tiempos no fue acorde con las circunstancias. Por un lado, con el pretexto de la amenaza de muerte, el presidente y líder máximo del Partido abandonó su conducción y se fue a vivir entre Colombia y Francia; la dirigencia que quedo al mando, se ocupó solo de la administración del mismo, nunca tuvo una estrategia de lucha contra la dictadura ni orientó  a la militancia respecto a una política contra el gobierno fujimorista. Casi siempre los locales permanecían cerrados o eran ocupados por una militancia desconcertada que hacía tertulia política. Para el Partido fueron 10 años oscuros, no se hizo trabajo ideológico, político, social, en buena cuenta se desmovilizó el PAP. Prueba de ello son los resultados de las  elecciones presidenciales de 1995, donde la candidata del PAP apenas logró el 4.1% de los votos válidos y en el 2000, el nuevo candidato logró apenas el 1.4%. En esta época, con el apoyo de sus “recursos propios”, Del Castillo, que llegó al Partido en el período post- hayista, astutamente fue tejiendo su maraña de poder en la exigua estructura partidaria de aquellos tiempos.

IV. El regreso de García. ¿El “Salvador”?.
Producida la huída y posterior caída de Fujimori y convocada las elecciones en el 2001, el PAP presentó como candidato al recién llegado de su “exilio voluntario”, Alan García. Su presencia representó para la militancia aprista una esperanza y una reivindicación de los años oscuros en que la dirigencia la había sumido en el período de la dictadura, por ello el candidato García pudo alcanzar el 25.8% de los votos válidos, logrando pasar a la segunda vuelta aunque no consiguió ganarle a Toledo. Aquí es importante señalar cierto desinterés del candidato en ganar la segunda vuelta “como si no fuera el momento”, lo que luego se explicaría por su trajinar posterior. García tenía sus propios planes respecto al Partido.

García ya no era el mismo de 1990, desde su llegada al Perú se notó un gran cambio en su personalidad. Primero se instaló en su propio local “partidario” -léase el local alanista de San Isidro- porque no quería ir a la Casa del Pueblo de Alfonso Ugarte donde decía se reunía el lumpen. Luego, ensoberbecido por los votos conseguidos en la última elección, lanza sus famosas cartas dirigidas “a los compañeros y amigos del partido”. La primera “Tareas Urgentes”, del 16 de agosto y la segunda “Por la Modernización y Relanzamiento del Aprismo”, del 17 de setiembre del 2001; ambas apuntaron al corazón del aprismo: primero al esgrimir la tesis de la refundación del aprismo y la modernización y relanzamiento del Aprismo en el mejor estilo de la social democracia europea, proponiendo para ello cinco nuevos principios tan obvios que podrían encajar en cualquier partido de derecha y que en su intento más grave borraba del ideario aprista con encono, la esencia del aprismo, su carácter ANTIMPERIALISTA; segundo al apuntar a la estructura orgánica de partido, “nuestra organización reproduce hasta hoy la organización de los sindicatos del Siglo XIX y tiene como apéndice una Comisión de Plan de Gobierno” nos dice, y propone un símil de la “estructura del Estado” calificándola como estructura “moderna de un partido que aspira al poder” y crea cual gobierno, burdas copias de ministerios, quitándole a la organización partidaria su CARÁCTER DE FRENTE ÚNICO Y DE ORGANIZACIÓN PARA LA LUCHA POR LOS INTERESES DEL PUEBLO. Era notoria su oscura pretensión de convertir el partido en una maquinaría meramente electoral al servicio de intereses personales y mezquinos. Aunque es justo señalar que muchas de las críticas a la organización eran válidas, pues desde 1992 el Partido estaba desmovilizado y los sectores apenas se agitaban con pequeñas luchas internas entre sus cúpulas por mantener el control en espera de reactivar la maquinaria a favor de uno u otro “dirigente”; así fueron tejiendo sus “bases” conocidos “dirigentes” de hoy. La reacción contra el intento de “refundación” fue instantánea, sobre todo en las generaciones “hayistas” (formadas en el pensamiento y acción de Víctor Raúl) y jóvenes estudiosos de la ideología aprista, obligándolo a dar marcha atrás en su intento de “reforma ideológica”. Sin embargo, tuvo acogida en los post- hayistas, militantes incorporados al Partido después de la desaparición física de Víctor Raúl y de sus enseñanzas, sin formación aprista ni práctica social, que “maduraron” en el período oscuro de la desmovilización partidaria de los 90, que por coincidencias de edad, posteriormente los llamaron y se hicieron llamar “los cuarentones”. Éstos, que alucinaban ser políticos socialdemócratas, acogieron con entusiasmo las propuestas; García había encontrado incondicionales seguidores a sus planes personales.  Si bien García no insistió en  su “reforma ideológica” si lo hizo con la reforma del Partido. El escenario fue el Congreso partidario del 2001, en el que con el apoyo incondicional de los “cuarentones”, se adoptó la nueva estructura partidaria “preparada para asumir el gobierno”; ironía de por medio pues hoy, con García en el gobierno, dicha estructura sólo ha servido para desmovilizar al PAP y estar al margen del pueblo. También consiguió el total control del Partido al ser nombrado su Presidente y logró incorporar a sus amigos del primer gobierno en los principales cargos. En este congreso también se sintió la presencia del grupo de Del Castillo y su trabajo de “convencimiento” con las cúpulas sectoriales, lo que obligó a García a compartir el control del aparato partidario. Los “cuarentones” oportunistamente, se repartieron entre los “alanistas” y “jorgistas”, así no tenían pierde.

Con la Presidencia del Partido se continuó la ofensiva ideológica; tomó el control del local partidario de Alfonso Ugarte a través de un conocido incondicional que ha puesto de “administrador” y cumple su papel impidiendo todo acto político aprista no oficial y espontáneo de la militancia que concurre a dicho local, y lo más grave se prohibió toda celebración y/o conmemoración de nuestra larga lista de efemérides que unen a los apristas y recuerdan la larga lucha del aprismo a favor del pueblo. La última arbitrariedad de ese tipo fue la no realización del Día de la Fraternidad; así se golpeaba en lo profundo de la identidad del partido, pretendiendo borrar de esa manera toda huella hayista, aprista y popular del Partido. Desnudando de esta forma el proceso de “desapristización” en el que está empeñado García.

V. García Presidente 2006- 2010.
Con el total control del partido y frente a las elecciones generales del 2006, García preparó sus listas y alianzas según su interés, entre ellas la alianza con el fujimorismo a través de la presencia del hoy Vice- presidente de la República Luís Giampetri; su propio programa de gobierno de tinte social con propuestas como: revisión del TLC, de las concesiones mineras en el caso de las sobre ganancias, eliminación de los services, entre otras propuestas sociales; las mismas que ya en el gobierno por supuesto fueron repudiadas y olvidadas. Los resultados electorales son conocidos: en la primera vuelta el electorado aprista le dio el 24% de los votos válidos y en segunda vuelta por el voto del menos malo ganó la Presidencia.

Una vez en el poder, García comenzó a gobernar con los “técnicos neoliberales” los cuales ocuparon los principales ministerios para garantizar la continuidad del modelo económico que viene desde el Fujimorismo y Toledo (como se mencionó, echó por tierra todas las promesas de su llamado programa electoral) y para asegurar el manejo social de su gobierno permitió que en algunos ministerios como Trabajo, MINDES, Vivienda, Interior y Justicia, los “cuarentones” y otros incondicionales accedan a puestos de segundo nivel; asimismo que presidan organismos menores como COFOPRI, APCI, etc. Cedió el Premierato a Jorge Del Castillo, dejándole alguna participación en el poder sobre todo en los organismos de la Oficina del Primer Ministro. Desde el inicio hubo una orden de palacio muy clara: ningún técnico aprista del primer gobierno participaría. ¿Acaso le temía a su honestidad, su experiencia y su juicio?, sólo los amigos que en el primer gobierno fueron hábiles para los “negocios” fueron aceptados. Entre dichas habilidades de los amigos y la total inexperiencia de los “cuarentones”, muy pronto aparecieron los escándalos de corrupción como las compras de las ambulancias para el MINSA, compra de vehículos para el MININTER, escándalos en las licitaciones de construcción de hospitales, etc. que ocasionaron reacomodos ministeriales y que aún están pendientes de aclarar;  luego el mega escándalo de los petroaudios que ocasionó la caída de Del Castillo del Premierato y que resulta la demostración mas vergonzosa de una gran cadena de lobbies  detrás de la inversión pública, cuyas investigaciones están llegando hasta palacio. A la fecha se ha agregado el escándalo por tráfico de tierras a través en una institución, COFOPRI, durante la gestión de un connotado “cuarentón” que quiso brillar con luz propia pero que su incapacidad lo puso en el centro del escándalo y la corrupción.

VI. El Congreso de la arbitrariedad y la vergüenza.
Dado los grandes intereses particulares que se jugaban, debido a la cercanía del cambio de gobierno y de las próximas elecciones, las cúpulas pugnaron por tomar el control del congreso y del mayor número de delegados; se manipularon padrones, se regalaron puestos públicos, y se derrochó harto dinero. Con el control de los padrones, las maquinarias de los sectores corrompidas con prebendas y puestos públicos, lograron marginar a los verdaderos apristas, a las generaciones “hayistas”, a la juventud combativa. El congreso se convirtió en una feria de regalos y promesas. Del Castillo y sus funcionarios, los cuarentones y sus funcionarios, despilfarraron plata y promesas de trabajo y prebendas, bajo la mirada atenta de García que daría la última palabra en dicha pugna. El resultado fue un empate entre Del Castillo y un “cuarentón” que representó a un grupo cuya ambición les hizo creer que podían correr solos; novatos e ilusos pues en realidad su victoria fue pírrica, ya que Del Castillo era el único que tenía la posibilidad de ser candidato a la presidencia el 2011; no olvidemos que por su paso por el premierato, la derecha lo considera como el mejor candidato, incluso que García, por su proclividad “al diálogo y a la concertación” y por contar con parte de la maquinaría partidaria ratificada en el congreso, sus posibilidades eran inmejorables. El Congreso partidario resultó una pugna entre burócratas del gobierno que competían por el poder partidario para conseguir futuras nominaciones que garanticen su futuro electoral. A nivel de dirigentes el partido nunca ha tenido una dirigencia tan mediocre y segundona. El Partido de Haya de la Torre no se merece esta realidad.

Epilogo.

  • Es innegable que el Partido Aprista está sufriendo una sostenida ofensiva ideológica desde adentro que pretende “desapristizarlo” (quitarle la doctrina y el pensamiento de Víctor Raúl) para beneficio de la ambición personal de quién quiere volver a ser Presidente por tercera vez, y de su comparsa de “cuarentones” que sueñan con ser políticos profesionales a cualquier precio solo para satisfacer sus ambiciones. Tendencias como los “jorgistas” son apenas un matiz de dicha ofensiva que compiten por el control de la maquinaria en la que han convertido al partido, con menos poder pero con igual o mayor ambición personal y mezquina.
  • Existe una sostenida estrategia antiaprista desde adentro, orientada a imponer el pensamiento alanista en el partido -llamado con sorna “del perro del hortelano”-, que reprime a los apristas hayistas (formados en el pensamiento y acción de Víctor Raúl) y a los jóvenes combativos (estudiosos de la ideología aprista), borrándolos de los padrones, persiguiéndolos y expulsándolos del partido, y despidiéndolos de sus puestos de trabajo en el gobierno, aún si llegaron a ellos antes del 2006 y sobre todo impidiendo las celebraciones de las efemérides apristas con el fin de borrarle al partido su identidad aprista, antimperialista, revolucionaria y popular.  Desgraciadamente, tal comportamiento ha alejado a muchos compañeros de las promociones hayistas del partido que observan con decepción como el otrora poderoso partido del pueblo se debate entre la claudicación ideológica y la corrupción.
  • La farsa del último congreso y los dirigentes que ahí se “eligieron” son indignos de ser representantes del aprismo y deben merecer el repudio y desconocimiento de los verdaderos apristas y jóvenes apristas combativos. Sólo otro congreso de reafirmación ideológica antiimperialista y de reconstrucción partidaria con auténticos representantes del aprismo podrá elegir dignos conductores del partido y de las luchas populares por la justicia social de pan con libertad.
  • La presencia de los “cuarentones” en el partido no representa un mecanismo de recambio generacional; en su arribismo y ambiciones personales aceptan ser comparsa en la ofensiva ideológica antiaprista, y en el gobierno, como expresión de improvisión e inexperiencia son proclives a la ineficiencia y corrupción.
  • Se observa un rechazo sostenido del electorado aprista y del pueblo en general a la conducción de la dirigencia del partido y a los candidatos que suelen “poner” para las justas electorales, como referencia se puede mencionar que en las elecciones regionales del 2002 se ganaron 12 gobiernos regionales y en el 2006 apenas se pudo vencer en 2 regiones (La Libertad y Piura); a nivel de alcaldías provinciales, por ejemplo en el otrora “sólido norte”, en La libertad de sus 12 provincias en el 2002 el PAP obtuvo 6 alcaldías provinciales, incluyendo Trujillo; en el 2006, obtuvo apenas 2 provincias perdiendo Trujillo. 
  • El actual gobierno de García, que llegó al poder esgrimiendo un programa social de cambio responsable -unos hablan hasta de un programa social demócrata- devino en un gobierno neoliberal, ejemplo de la derecha latinoamericana, que a nivel nacional simplemente continuó con la política económica fujimorista- toledista, y que en los tiempos de bonanza que se dieron, han representado para las transnacionales cuantiosas utilidades y para el pueblo una esperanza perdida.
  • En lo social, los indicadores reales no corresponden a los divulgados y por lo contrario se tiene un país altamente agitado por la protesta provinciana y la muerte de humildes hijos del pueblo que en sus luchas contra las transnacionales mineras y petroleras, los depredadores forestales, los traficantes de tierras, etc., se sienten desprotegidos por un gobierno que opta por el gran capital y los intereses de los explotadores.
  • A nivel de autoridad, el país siente con estupor como crece la sensación de inseguridad en las carreteras, en las calles de las ciudades, en las fronteras, por la agresión creciente del narcotráfico internacional, la llegada de bandas del crimen organizado, de secuestradores y en general de la violencia que le va ganando la batalla al gobierno que sin autoridad y con las fuerzas del orden sin moral ni motivación está conduciendo el país al caos.
  • Y por último, la corrupción que se está volviendo en la secuela natural de un gobierno, que en una coyuntura de bonanza económica de inversión pública, es proclive a los lobbies y a los grandes negociados. La larga lista de escándalos de corrupción lo han signado y todo parece indicar que existe un sistema de corrupción a través de las agencias de los organismos internacionales que gracias a su inmunidad diplomática se prestan para participar en los procesos de compras masivas y en las grandes licitaciones del gobierno eludiendo los  procedimientos y controles del Estado y de la Contraloría General de la República, situación que debe investigarse pues comprometen un alto porcentaje de la inversión pública.

Propuestas.

Es urgente la realización de un nuevo Congreso cuya convocatoria se sujete a las siguientes condiciones:

  • Amnistía general e inscripción libre, sin corruptos o investigados por corrupción, ni ex colaboradores del fujimontesinismo.
  • Elección de delegados por voto universal y secreto.
  • Auténtica representación de las regiones.

Cuya Agenda tenga el siguiente carácter y contenido:

  • De Reafirmación Ideológica: Antiimperialista, indoamericano, de frente único y solidario con todos los pueblos y clases oprimidas del mundo.
  • De Reconstrucción Partidaria: Partido nacional, descentralizado, de frente único, con programa y táctica antimperialista.
  • Por la eliminación del cargo de Presidente del Partido y la elección de auténticos dirigentes que representen el frente único y las distintas generaciones hayistas incluyendo a los jóvenes combativos.
  • Que defina un Plan de Acción inmediato con acciones frente al gobierno, las elecciones regionales y locales y las elecciones 2011.

“Haya no ha muerto, sigue siendo el Jefe”


Los nuevos principios de García que quiso pasar de contrabando, fueron: a) la justicia social para superar las desigualdades económicas y sociales; b) la libertad democrática que afirme la realización del ser humano; c) el rol del Estado como árbitro entre el capital y el trabajo, y entre la realidad nacional y la economía internacional; d) la integración latinoamericana como instrumento para tratar con los grandes sistemas económicos y políticos mundiales; y e) la afirmación de un movimiento o partido conformado por las clases sociales comprometidas con la defensa de la nación y de la justicia social…”
Estuardo Muñiz, Ilda Urizar y Raúl Aristides Haya de la Torre

Derechos reservados de "Cuadernos Apristas" y "Vanguardia Aprista en www.vanguardiaaprista.com" (Actualizado Mayo 2010)
Correo para coordinación y colaboraciones de artículos, fotos y noticias ==> vanguardiaapra@ec-red.com
Correo del Foro o Grupo==> INSCRIBETE HOY (Clic aqui)==>
http://espanol.groups.yahoo.com/group/vanguardia_aprista