Counter
LINKS
LINKS PERSONALES
LINKS BASES PAP
SERVICIOS
MENSAJE PARA EL CASI EXTERMINADO APRISMO AYACUCHANO
El aprismo es una fuerza moral, una doctrina social y no una simple tienda política como lo son todos los demás frentes y partidos políticos y alianzas electoreras. Y si nos olvidamos por un tiempo, de la contienda política mientras nos reorganizamos qué?  Nuestro movimiento no se extinguirá por eso. Y si Alan García cumple su amenaza de irse, qué, acaso va a desaparecer el Aprismo por eso?  Lo que necesitamos es un tiempo para repensar y refundar y realizar una REAFIRMACION DOCTRINARIA.
Rocio Valencia Haya de la Torre
Valencia Haya de la Torre, Rocío. Periodista graduada de la Universidad Complutense de Madrid y del Instituto de Relaciones Publicas (IRCOM) en Francia. Miembro de la Federación de Periodistas del Perú desde el 2007 y miembro del Taller de Estudios Sociales y Políticos “Antenor Orrego” desde el 2004. Fundadora de la lista digital “Familia Aprista”

Estimados cc apristas ayacuchanos,

Ayacucho nos duele a todos por igual. No solo por tratarse de la cuna de nuestras familias, sino porque Ayacucho como bien irónicamente lo recuerda nada más y nada menos que el Director del diario "El Comercio", Francisco Miró Quesada Rada en este articulo del día de hoy no es un problema político ni económico; es un problema social. Hay que reconocer que tiene mucha razón cuando afirma filosóficamente que “la ética debe estar por encima de la política"  Ahora hasta la derecha habla con ideas y principios moralizadores que antes eran propios del Aprismo que antaño ellos persiguieron furibunda y viciosamente, bajo el temor que el Aprismo fuera a defender a los pobres. Recordemos que Haya de la Torre fundó el partido, pensando en educar al pueblo antes que en hacer política. Solía decir a los periodistas "soy un luchador social y por accidente un político" Analizando su biografía se yergue ante las miradas incrédulas y prejuiciadas de la mayor parte de los peruanos la historia de un hombre cuya motivación personal había sido cambiar realmente el mundo conocido. Un hombre dispuesto a padecer tuberculosis, huelgas de hambre, asedios militares, balas, bombas y la renuncia al amor y a su libertad individual por el precio de poder enseñar, guiar, orientar y comunicar la visión del mundo que desde su alma comprometida y revolucionaria liberaría a los pobres y le brindaría al Perú una verdadera democracia política y económica.  

Pero Haya de la Torre el predestinado de los pobres nos dejó y deambulamos huérfanos y a tientas en la inmensa responsabilidad de poder abrazar y ser leales a su legado. La sangre inocente derramada por nuestros mártires, las largas horas de prisión y deportación, la agonía de las torturas y un compromiso indeleble con nuestros antepasados nos impide olvidar una sola de las palabras de su discurso de 1931:

"Este no es un día triste para nosotros, es el día inicial de una etapa de prueba
para el Partido. Vamos a probar, una vez más, en el crisol de una realidad
dolorosa quizá, la consistencia de nuestra organización, la fe en nuestras
conciencias y la sagrada perennidad de nuestra causa.
Quien en esta hora de inquietud, de sombrías expectativas inmediatas para
nosotros, se sienta acobardado o sin fortaleza, no es aprista”

(Víctor Raúl Haya de la Torre, 8 de diciembre de 1931) 

Un aprista no puede olvidar jamás que nuestro movimiento nace en primer lugar como un organismo de lucha social y vocación pedagógica. Primero se fundan las universidades populares Gonzales Prada en 1923 y recién en 1931 el partido aprista peruano. El aprismo no morirá si no gana un solo alcalde aprista en las próximas elecciones. Su luz tampoco se extinguirá si quedamos terceros en las próximas elecciones presidenciales del 2011. El aprismo es una fuerza moral, una doctrina social y no una simple tienda política como lo son todos los demás frentes y partidos políticos y alianzas electoreras. Y si nos olvidamos por un tiempo, de la contienda política mientras nos reorganizamos qué?  Nuestro movimiento no se extinguirá por eso. Y si Alan García cumple su amenaza de irse, qué, acaso va a desaparecer el Aprismo por eso?  Lo que necesitamos es un tiempo para repensar y refundar y realizar una REAFIRMACION DOCTRINARIA. Sólo podemos salir fortalecidos de semejante epopeya. Porque mientras otros se rasgan las vestiduras diciendo "fulano no fue" y "aquel si fue" y yo estoy con fulano y mengano, el aprista que conoce bien su historia y su ideología se ríe y piensa: "Haya de la Torre sigue siendo el Jefe". No hay caudillo que pueda reemplazarlo. Sólo nos queda tratar con toda humildad de realizar la obra y el legado dejada por él y por la generación fundadora, actualizando los métodos, sin cambiar nuestra orientación doctrinaria. Me parece que si el fundador del Aprismo viviera lo primero que haría seria luchar por la restauración de la Constitución de 1979, con las actualizaciones del caso.  

Ayacucho necesita más que nunca de un Aprismo puro y renovado, lejos de los escándalos de corrupción y malos manejos de administraciones anteriores. A aquellos que apelan a la unidad indiscriminada con cualquier líder o militante por el hecho de tener cargo o carnet aprista, les pregunto, ¿que defienden, la alianza con el compañero que les dio trabajo en el pasado, les puede dar trabajo o influencias en el futuro si vuelve a ganar o están defendiendo la verdadera unidad y fuerza del partido de aquí a diez años? Porque la supervivencia del partido depende de algunas suspensiones y separaciones que tal vez terminen con la escisión de una u otra facción, si es que verdaderamente se aplican los estatutos y los órganos encargados del partido aplican las normas con mano dura.  

Aunque no queden muchos apristas en los meses que seguirán al posible próximo Congreso Nacional Extraordinario y algunos poderosos se marchen, es preferible que queden pocos pero honrados y honestos. Recordemos que el partido nació con cinco personas que a penas si cabían dentro de un sillón. En momentos en los que está en juego algo tan grave como lo es la imagen institucional del partido ante los millones de peruanos con derecho a voto y que la poda se hace un remedio indispensable, del cual depende su credibilidad ante la sociedad civil; su supervivencia ya no tanto como partido político, sino como escuela filosófica con un mensaje de transformación ética y justicia social para la sociedad peruana y latinoamericana. En momentos tan graves compañeros, mostremos más que nunca dignidad y valor en el proceso de separar la paja del trigo.

“¡No estamos perdidos!... Yo afirmo que estamos más fuertes que nunca. Porque
gobernar no es mandar, no es abusar, no es convertir el poder en tablado de todas
las pasiones inferiores, en instrumento de venganza, en cadalso de libertades;
gobernar es conducir, es educar, es ejemplarizar, es redimir. Y eso no lo harán
jamás quienes van al poder sin título moral, quienes carecen de la honradez de
una inspiración superior, quienes capturan el Estado como botín de revancha.
Ellos mandarán, pero nosotros seguiremos gobernando. Porque nosotros
continuamos educando, organizando y dando ejemplo, vale decir, nosotros
continuamos redimiendo”

(Víctor Raúl Haya de la Torre, 8 de diciembre de 1931) 

Por ultimo sólo me queda recordarles que en el año 2003 el señor Werner Omar Quesada Martínez, nacido en la ciudad de Trujillo en 1955 fue elegido como Presidente Regional de Ayacucho con tan solo 43,996 votos, es decir tan solo el 22 % de los votos de la región que pretendía gobernar. Raro y sintomático que el c. Werner generara tan pequeño y débil consenso cuando un aprista curtido y veterano, Alberto Valencia Cárdenas, había ganado su última diputación en Ayacucho con el 80 % de los votos a comienzos de los años 90, pero al intentar postular a la Presidencia Regional fue ninguneado por la cúpula alanista. Increíble que con tan solo el 22% de los votos este candidato resultó siempre ungiéndose como Presidente Regional.  Su gestión del 2003 al 2006 generó numerosas denuncias, escándalos y descontento popular, sin embargo el c Werner Quesada en estos días esta nuevamente de campaña por la Presidencia Regional de Ayacucho, digamos que su padre y su hermano tienen tanto poder e influencias en Ayacucho que el está tranquilo y seguro de poder volver a obtener ese miserable 22 % para sentarse nuevamente en el sillón presidencial de su región. El c Werner ha exterminado de esta manera el Aprismo de Haya de la Torre en Ayacucho para reemplazarlo por un “aprismo” mafioso caracterizado por el pago de cupos para ocupar cualquier cargo. Ayacucho se ha convertido así en chacra del clientelismo venal y vergonzoso. Definitivamente el “aprismo” de los Quesada no es el Aprismo limpio de Alberto Valencia, ni el Aprismo de los pobres de Víctor Raúl Haya de la Torre.   

“Ninguna patria debe vivir si sus hijos no están dispuestos a morir por ella todos los días”
(Alberto Valencia Cárdenas, Poesía Selecta, Lima 2006)

Apristamente,

Rocío Valencia Haya de la Torre
Periodista
Los Ángeles - USA

Links relacionados => Hacer click en el texto de color

Derechos reservados de "Cuadernos Apristas" y "Vanguardia Aprista en www.vanguardiaaprista.com" (Actualizado Mayo 2010)
Correo para coordinación y colaboraciones de artículos, fotos y noticias ==> vanguardiaapra@ec-red.com
Correo del Foro o Grupo==> INSCRIBETE HOY (Clic aqui)==>
http://espanol.groups.yahoo.com/group/vanguardia_aprista