Counter
LINKS
LINKS PERSONALES
LINKS BASES PAP
REDES INTERNET
SERVICIOS
El otro legado que deja Alan García
En cuanto a la producción potencial de cocaína, el gobierno de García heredó la cifra de 260 toneladas, que subió a 317 el año pasado. De acuerdo con Antezana, para este año, los nuevos datos aún no pueden ser calculados, pues no se cuenta, por el momento, con los informes de producción de hoja de coca. ¿Por qué crecen las áreas de cocales pese a los esfuerzos de la Policía Nacional? Jaime Antezana y Rubén Vargas explican que el gobierno se ha concentrado en erradicar plantaciones solo en el Huallaga, pero no atiende otras zonas nuevas como Aguaytía, San Gabán, Inambari o Amazonas. “Además, la incautación no solo es insuficiente por ineficiencia policial sino por la corrupción de efectivos policiales”, subraya Vargas.
Por Daniel Yovera- Perú 21 29-dic-2010
Texto
Al igual que en 1990, el actual presidente dejará otro ‘boom’ de la droga: primer exportador mundial y, quizá, primer productor.

El presidente Alan García no dejará al país sumergido en una imparable inflación, como en 1990, pero, como ocurrió al final de su primer gobierno, dejaría una bomba de tiempo llamada narcotráfico, amenaza que en los últimos cinco años este gobierno no fue capaz de detener. Ahora, esta bomba podría explotarle en la cara a quien asuma el máximo cargo a partir del 28 de julio próximo.

Al final de la administración García, no se sabrá de ningún caso judicial emblemático por narcotráfico o lavado de activos que haya sido ganado por el Estado, tampoco se habrán implementado las reclamadas leyes de pérdida de dominio y de combate a los insumos químicos, y menos que se haya instalado las garitas requeridas de control de insumos en las rutas de transporte de droga. Lo que es clave para combatir este mal no ha sido atendido.

Expertos en el tema aseguran que el Perú se consolidará, por segundo año consecutivo, como primer país exportador mundial de droga y, además, podría asomar ya como primer productor mundial de cocaína.“El combate contra las drogas de este gobierno es un tremendo fracaso, es una bomba atómica que va a estallar y que nos podría acercar a México si no se hace nada”, coinciden los estudiosos del tema Rubén Vargas y Jaime Antezana.

CONTRASTE DE CIFRAS. Si bien la Dirección Nacional Antidrogas (Dirandro) estima que durante el año 2010 hubo logros respecto de 2009, en lo que concierne a incautación –de droga e insumos químicos– y erradicación de plantaciones de cocales, de acuerdo con los analistas consultados, esa realidad es “relativa”, pues el panorama de los últimos tres años se mantiene casi “invariable”.
Así, en 2005 el país tenía una extensión de cocales de 48,200 hectáreas y para 2009 subió a 59,900 hectáreas. Para este año, se proyecta que habrá 62,296 hectáreas, lo que repercutirá en una mayor producción de droga.

En cuanto a la producción potencial de cocaína, el gobierno de García heredó la cifra de 260 toneladas, que subió a 317 el año pasado. De acuerdo con Antezana, para este año, los nuevos datos aún no pueden ser calculados, pues no se cuenta, por el momento, con los informes de producción de hoja de coca.
¿Por qué crecen las áreas de cocales pese a los esfuerzos de la Policía Nacional? Jaime Antezana y Rubén Vargas explican que el gobierno se ha concentrado en erradicar plantaciones solo en el Huallaga, pero no atiende otras zonas nuevas como Aguaytía, San Gabán, Inambari o Amazonas. “Además, la incautación no solo es insuficiente por ineficiencia policial sino por la corrupción de efectivos policiales”, subraya Vargas.

SIN ESTRATEGIA. Antezana estima que el Perú va a continuar con esta tendencia porque el gobierno no tiene “ninguna estrategia” para hacerle frente al problema. Pero, además, porque en los últimos años Colombia ha podido decomisar casi 200 toneladas de droga, casi 20 veces más que el clorhidrato de cocaína que decomisó la Policía peruana en el año 2009 (10.7 toneladas) y 12 veces más que lo decomisado este año (16.8 toneladas).

“En parte, esto ocurre porque las 12,000 hectáreas erradicadas en 2010 se concentraron en Huallaga (Aucayacu, Aguaytía y Mishollo), pero en los otros 11 valles cocaleros donde también se produce droga, las rutas están libres y a merced del narcotráfico”, refiere Antezana.

¿Y LOS CANDIDATOS? Según el experto Ricardo Soberón, del Centro de Investigación Drogas y Derechos Humanos, la política de erradicación no es coherente, y lo que se erradica no tiene importancia para el narcotráfico porque se reemplaza con la producción del VRAE y de las otras zonas. “Incluso, del VRAE salen hasta seis cosechas por año”, asegura.

El estudioso manifiesta que el próximo gobierno debe asumir el narcotráfico como una de sus prioridades. “¿Qué se va a hacer en la Selva Alta? ¿Qué se va a hacer en el VRAE? Eso deben plantear los candidatos presidenciales, no pueden rehuir al debate, deben hacerle frente a lo que está dejando este gobierno”, demanda.“Desde inicios de los 90, Washington siempre ha dado la pauta en este tema, el gobierno peruano no, por eso se requiere que el nuevo gobierno enfrente el asunto con mucho realismo, y no veo que los candidatos planteen algo distinto a los modelos mexicano y colombiano donde, al margen de las capturas, no hay resultados positivos”, expresa.

Vargas y Antezana coinciden en ese vacío de propuestas y esa falta de compromiso de la mayoría de aspirantes. “Cuidado, nuestra débil democracia y el crecimiento económico se pueden frustrar por el narcotráfico”, advierten.

 

 
 

Derechos reservados de "Cuadernos Apristas" y "Vanguardia Aprista en www.vanguardiaaprista.com" (Actualizado Diciembre 2010)
Correo para coordinación y colaboraciones de artículos, fotos y noticias ==> vanguardiaapra@ec-red.com
Correo del Foro o Grupo==> INSCRIBETE HOY (Clic aqui)==>
http://espanol.groups.yahoo.com/group/vanguardia_aprista