Counter
LINKS
LINKS PERSONALES
LINKS BASES PAP
REDES INTERNET
SERVICIOS
Una historia y un recado para el c. Abdón Vílchez Melo, y por su pronta mejoría
En esas luchas apristas siempre estaba el c.Abdón, con la misma fuerza como cuando fue dirigente de la Unión Estudiantil Universitaria o como dirigente docente de la Universidad Nacional del Centro del Perú-UNCP, donde mi padre también era catedrático. El c. Abdón nunca se escapó de sus enemigos y siempre plantó cara a sus adversarios del mismo modo como plantó cara al terrorismo. Acabado la dictadura fujimontesinista muchos compañeros me invitaron a formar parte activa de la militancia y la dirigencia aprista en la región centro.
Iván Vásquez Panez
Iván Vásquez P. desde Madrid- España. Lic. Administración y Dirección de Empresas, Universidad Peruana Los Andes-Perú, 2000.Alumno Invitado  Sociedad de Estudios Internacionales- SEI. Madrid, 2010.
Cargos Dirigenciales En Perú:    Federación De Estudiantes del Perú-Fep, Secretario de Organización Región Centro, 2000- 2002. Federación de Estudiantes Del Perú-Fep, Subsecretario de Organización Región Centro, 1998-2000. Comando Universitario Aprista, Secretario de Prensa y Propaganda, 2000.   Frente Juvenil Por La Defensa E Intereses De Junín- Frejudij, Presidente y Fundador, 2001. Frente Juvenil Contra La Dictadura De Huancayo, Coordinador General y Cofundador, 1999-2001.  Frente Cívico Regional de Junín-Perú, Miembro Colegiado, 1999. Movimiento Estudiantil de la Universidad Peruana Los Andes, Presidente y Fundador, 1997.   Asociación fe Periodistas Isabelinos- Apesi, Presidente y Cofundador, 1989. Huancayo.
Comité Sub Regional Aprista de Madrid, Secretario de Prensa y Propaganda. Madrid- 2008-20010. Miembro del Consejo Directivo de Vanguardia Aprista

Los que conocimos y militamos junto al c. Abdón Vílchez, sabemos de su entereza y entrega incondicional al Partido, es de los pocos apristas que lo dan todo, incluso creo yo, está más de lo que él mismo podría exigirse como un militante de vanguardia. 

Eran mediados de los ´80 cuando lo conocí por primera vez en la casa del pueblo, de voz firme y un sólido temple de liderazgo que marcaba incluso autoridad fuera de las paredes del partido, el c. Abdón son de esos pocos dirigentes apristas que te dejan una huella política en tu vida.

Los ´80 fueron tiempos convulsos y de efervescia política, al partido ya lo conocía por las largas tertulias y lecturas de mis tíos Benjamín y Antonio Panez (q.e.p.d), los Disciplinarios o más conocidos como los: "Viva el APRA" en todo el barrio, milité con orgullo aquellos años, pero también me alejé a mi temprana edad del partido en pleno primer gobierno por cuestionar duramente al que ahora se hace llamar c. Presidente. Cuando conversaba con los cc. coincidíamos sobre los problemas internos, pero la "disciplina aprista" era mucho más fuerte que las razones y por ello dejaron que el joven presidente cometiera tantos errores. El aprismo se lleva en la sangre, en las venas, en el corazón y en el pensamiento, renegaba de mi mismo, pero mi aprismo por donde lo mirara contradecía enormemente con el primer gobierno.

Esta reseña viene a colación, porque después de muchos años fue en el entorno del c.Abdón y su figura nuevamente por el que volví hacer militancia activa en el partido frente a la amenaza, persecución y hostigamiento de la dictadura fujimorista contra el aprismo, para aquel entonces ya era dirigente nacional de la gloriosa FEP y también dentro de la sociedad civil organizada. Fue en la Casa del Pueblo de Huancayo donde todos los partidos políticos, asociaciones, frentes y dirigentes barriales, incluyendo a los comunistas, nos reuníamos clandestinamente para planificar acciones contra la dictadura fujimontesinista, recuerdo cuando un joven comunista de Juventud Popular-PR dijo alguna vez: "ni en mis pesadillas hubiera imaginado pisar alguna vez la casa de los apristas". Marchas y contra marchas, denuncias, citaciones constantes a Seguridad del Estado, Prefectura y amenazas de muerte fue el corolario de una lucha desigual contra la dictadura, pero nada nos amilanaba y los apristas en aquel entonces éramos los que llevábamos la batuta. 

En esas luchas apristas siempre estaba el c.Abdón, con la misma fuerza como cuando fue dirigente de la Unión Estudiantil Universitaria o como dirigente docente de la Universidad Nacional del Centro del Perú-UNCP, donde mi padre también era catedrático. El c. Abdón nunca se escapó de sus enemigos y siempre plantó cara a sus adversarios del mismo modo como plantó cara al terrorismo. Acabado la dictadura fujimontesinista muchos compañeros me invitaron a formar parte activa de la militancia y la dirigencia aprista en la región centro. Estábamos ad portas del gobierno de Alejandro Toledo, quién se llevó todo nuestros esfuerzos y luchas combativas de las calles sin merecerlo, el Partido Aprista estaba muy golpeado por diez años de satanismo de la dictadura y había un deber moral.

Empezaba un nuevo gobierno y para la transmisión de mando presidencial fuimos invitados dos dirigentes gremiales de Huancayo del Frente Contra la Dictadura por el mismísimo presidente Toledo al palco oficial, no asistí por principios y el dirigente Villavicencio tuvo que ir sólo a la capital, del mismo modo que rechacé un cargo de funcionario, pues había que ser principistas y consecuentes, a Toledo ya lo habíamos denunciado con anterioridad como un neoliberalista y pro-imperialista, luego la historia nos dio la razón como también nos dio la razón a las críticas en el primer gobierno del llamado c.Presidente.

Volver al partido y militar activamente era un reto, aunque todos eran mis amigos compañeros tuve que tomar distancia cuando en el partido se tenía como dirigente a un c. que estaba más de 11años en la dirigencia y sin ánimos de dejar las riendas del Comité (algo parecido pasa en otros Comités, con la diferencia que el de Huancayo se aplicó la legalidad), esos días en una Asamblea y por unanimidad me eligieron en el Comando de campaña del c.Barrios a la alcaldía, no lo acepté porque mi expectativa era colaborar en la campaña regional al lado del c.Abdón, pero era decisión de la Asamblea, al día siguiente renuncié de inmediato y por escrito más aún cuando en una reunión con el futuro alcalde nos dijo: "no quiero saber nada de dirigentes, asociaciones, clubes o gremios, mi campaña es puro marketing", de inmediato me di cuenta que el compañero que tenía en frente no era apristas o si lo fue se aburguesó. Tal vez no sabía a quién tenía en frente, posteriormente hubo un mutuo respeto, entre c.Barrios y que amablemente me respondía con un c.Vásquez.  

Formamos parte del comando de campaña regional con la c.Nidia y al lado del c.Abdón, se incorporaron el grueso de c. dirigentes y asociaciones que estuvieron en las luchas democráticas contra la dictadura, no ganamos por escaso margen, fueron momentos de una hermosa experiencia. Luego tuve que partir el viejo continente donde mis recuerdos aún los mantengo vivos, más aún de haber tenido horas de pláticas y tertulias con el dirigente que todos queríamos y respetábamos, nuestro c.Abdón.

¿Y qué paso con el oncenio del anterior y eterno secretario general en Junín?, pues con el dolor de nuestra quebrantada amistad tuvimos que removerlo, un acuerdo mutuo hubiese sido lo correcto y no enfrentarnos entre compañeros, lo que sí es innegable y hay que reconocerlo que, cuando condujo al partido por muchos años demostró ser un gran luchador social, un gran dirigente y quien se enfrentó a la dictadura en infinidad de marchas, pero el poder político puede cegar a cualquiera y ese fue su gran error. Se cambio a los disciplinarios que en aquellas fechas contaban los votos en Asambleas de dos y hasta de tres en tres a favor del entonces secretario y se completó el comité electoral, hubo presión de Jorge del Castillo para reponer al defenestrado ex Comité que era su aliado, pero los militantes ya habían tomado la decisión de una renovación total. 

El c. Abdón Vílchez volvió a la secretaría general después de muchos años, con olor a multitud, aunque ya no estaba en Perú me lleno de alegría y satisfacción. Creo yo, desde aquel día a la fecha es el mejor reconocimiento que los apristas podemos hacerle, a toda una vida dedicada al aprismo y que supo afrontar de una u otra forma el honor de nuestra ideología desde tiempos convulsos. 

Cualquier reconocimiento es digno por más mínimo que sea éste, si viene de un apristas honrado, fiel a nuestros ideales y de una intachable moral aprista, más no de dirigentes cuestionados y de otros facinerosos agentes del Jorgismo que sólo buscan protagonismo personal o reconocimiento a su ilegalidad, cuando la salud y el dolor de un valeroso aprista está de por medio. No puedo enmudecer menos si se trata del c. Abdón.

Tal vez no sea el momento para señalar a quienes se aprovechan en estos momentos delicados, pero hay reincidentes acostumbrados que van de noticia en noticia que todos conocemos.

Desde estas líneas querido c.Abdón Vílchez le deseo una pronta mejoría, siempre fue fuerte, luchador, aguerrido y tenaz ante la adversidad y sabemos que este pequeño bache de salud lo va a superar.

Muchas fuerzas c. Abdón.

Un fuerte abrazo combativo y fraterno a la distancia, los recuerdos de un compañero que lo estima y lo quiere mucho.

Iván Vásquez Panez
Madrid-España.
Abril-2012

 
 
 
 

Derechos reservados de "Cuadernos Apristas" y "Vanguardia Aprista en www.vanguardiaaprista.com" (Actualizado Abril 2012)
Correo para coordinación y colaboraciones de artículos, fotos y noticias ==> vanguardiaapra@ec-red.com
Correo del Foro o Grupo==> INSCRIBETE HOY (Clic aqui)==>
http://espanol.groups.yahoo.com/group/vanguardia_aprista