El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Counter
LINKS
LINKS BASES PAP
REDES INTERNET
SERVICIOS
La constitución de 1979 reconstruyó el contrato social

La C79 consagró los Derechos sociales apuntando a una sociedad de ciudadanos y de bienestar. El documento de 1993, las suprime, con el pretexto del "populismo" y la irresponsabilidad de García. Si la economía de mercado será salvaje, (no cuenta el medio ambiente, ni los derechos laborales), la sociedad también será "salvaje" en sus relaciones. De esa forma queda justificada la concentración del poder en élites o instituciones, o "poderes fácticos", para imponer el "orden", "la autoridad" o el eufemismo llamado "Gobernabilidad" (teoría política de los poderes fácticos). El Estado que surge con el documento de 1993, se sustenta en el gobierno de los poderes fácticos y la cleptocracia (Montesinos-Fujimori). Con Toledo y sobre todo con García dichos poderes fácticos ejercen el gobierno y la política es sustituida por el lobismo. Esa es la estructura política e ideológica legitimada por el documento de 1993, por eso la cabeza empresarial lobista del Perú y representante de los intereses chilenos, el diario El Comercio, la defiende tanto.  Alan García forma parte de ese esquema.

Por Eduardo Bueno León
Eduardo Bueno León

*Sociólogo y Politólogo egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Master en  Estudios del Desarrollo Económico y Social por la misma universidad.Estudios de Doctorado sobre América Latina  por el CELA de la UNAM. Ha sido profesor en la Universidad Anahuac,Las Américas, ITESM, y en la Universidad de Nuevo León en Monterrey. Actualmente es profesor en la Universidad Iberoamericana y en la UNAM.  En 1977-80 fue Secretario General de la JAP en Miraflores y único miembro del CUA en 1977 que fue delegado de aula ante el Centro Federado Estudiantil en la Facultad de Letras de la UNMSM. Integró el Buró de Relaciones Internacionales del PAP en 1979 y fue coordinador de círculos de estudios políticos del cono sur de Lima Metropolitana entre 1976-78. Participó en el grupo de apoyo parlamentario del APRA en la Asamblea Constituyente de 1978-79.  

El diario El Comercio publica un texto titulado "La Constitución que nos llevó a la miseria". Realmente dan vergüenza estos artículos basados en el sofisma, la mentira, el sensacionalismo, la ignorancia. Pero así son nuestra derecha bruta y achorada y sus medios de comunicación. 

Vamos a demostrar que la Constitución de 1979, reconstruyó sobre bases democráticas el contrato social en el Perú y le dio un horizonte de futuro.

Pero es necesario que se considere, que el tiempo pasa y que la la constitución de 1993, tiende a consolidarse. Su plena legitimación es cosa de algunos pocos años más.

Solo Ollanta Humala con su célebre juramento, golpeó la legitimidad de la constitución fujimorista.

Alan García, Jorge del Castillo y Mauricio Mulder, durante el periodo 2006-2011, pudieron  haber  restaurado la constitución de 1979 en alianza parlamentaria con el nacionalismo y parte del toledismo. NO LES DIO LA GANA. Y es la prueba más palpable de lo que es una claudicación ideológica y política. Una auténtica y certera puñalada a Haya de la Torre. Toda la CPA del segundo Garcíato guardó un silencio cómplice. Tal vez Lucho Negreiros, tuvo una voz más    independiente, reclamando que se restituyera la constitución de 1979, pero siempre terminó "disciplinándose".

Los más fuertes defensores de la constitución de 1979 fueron los congresistas del Partido Nacionalista, pero luego del viraje de Humala, también guardan silencio, aunque según la información que se dispone, no se ha dicho todavía la última palabra.

Ya hay un procedimiento legal puesto en marcha, gracias al DR  Alberto Borea y las organizaciones y colectivos ciudadanos como Vanguardia Aprista que apoyaron la recogida de firmas para la iniciativa legislativa ciudadana.

En la foto Haya de la Torre recibiendo los honores como Presidente de la Asamblea Constituyente y en la parte posterior lo acompaña Eduardo Bueno León y Antonio Vasquez (Mochero)

El Comercio, vocero de la derecha económica a puesto el grito en el cielo. Algo ha comenzado a moverse, y ni siquiera los artículos de Alan García (el más grande traidor) a través de la Señora Chessman, pidiendo juicio al Velasquismo (para deslegitimar la transición entre 1976-79 que dio origen a la constitución de Haya de la Torre) podrán evitar que el tema se aborde.

Es una lucha de muchos años, donde el verdadero enemigo ha sido el Alanismo.

 

Respecto a los argumentos de este articulo publicado en El Comercio, son totalmente falsos y manipuladores. Veamos: 

1- La expropiación de Expreso y Correo,fue en 1970 y la constitución de 1979 (C79)no tuvo nada que ver. Además, esos diarios fueron intervenidos, porque uno de los bancos nacionalizados (por razones de solvencia), tenía acciones en dichos periódicos. 

2- La Constitución de 1979 no es estatista, pues reconoce la "Economía social de mercado" como su basamento doctrinario. Concepto que no es comunista ni socialista ni populista, es socialcristiano y liberal.

3- Es falso que la pobreza fuera resultado de la constitución de 1979. La pobreza aumentó en el Perú, por los planes de ajuste del FMI aplicados desde 1976 (congelación salarial, reducción del gasto público, retiro de subsidios y devaluaciones). Silva Ruete fue el arquitecto de estos planes.

4- En la década de los ochenta, la inversión extranjera disminuyó, por el estrechamiento del mercado interno, el alto costo del capital internacional, la caída del crecimiento, y no se debió a la constitución de 1979, sino a la crisis de la deuda que azotó a toda América Latina, incluyendo Chile. A esta etapa la CEPAL la llamó "década perdida". La constitución de 1979, tuvo márgenes para políticas de liberalización, y los ministros de economía del Presidente Belaunde, Manuel Ulloa y Rodríguez Pastor, implementaron políticas de desregulación y liberalización, sin ningún problema  constitucional. 

Incluso la interpelación a Ulloa en 1983 por la CPA se debió a la "política económica liberal" del Belaundismo. Y fue Alan García quién criticó los costos sociales del ajuste. Pero la débil formación económica de García, permitió que Ulloa lo revolcara sin piedad en el hemiciclo, basándose en la Constitución del 79!!!!!!  Y eso que Ulloa tampoco era economista, sino abogado y broker. 

En los años noventa, hubiese bastado con un acuerdo constitucional multipartidista para flexibilizar el capitulo económico y la inversión que llegó en masa a América Latina (por las privatizaciones) se hubiera dirigido sin problemas al Perú, sin necesidad de un régimen autoritario. 

Lo que se hizo al anular la C79, fue destruir los derechos laborales, tumbarse el salario e ingreso real para ofertar "cholo barato" (como en 1948 con el golpe de estado de Odría) y desnacionalizar al Estado, de esta forma se privatizaba sin controles y sin transparencia. A ese capitalismo de rapiña, corruptor y autoritario, Alan García lo llamó en un folleto "El nuevo totalitarismo"....¿Recuerdas Alan?.

5- Comparar datos económicos o sociales de los años ochenta con los de esta década solo sirve para generar sensacionalismo. El populismo elemental y primitivo de García provocó la caída de casi todos los indicadores económicos y sociales, pero ¿Por que razón la constitución de 1979 es responsable como lo afirma El Comercio?  ¿Acaso la constitución decía "autorizase  no pagar la deuda externa, gastarse casi todas las reservas, establecer precios por decreto y con balconazos, fragmentar los tipos de cambio? La constitución no decía nada de eso, porque ello corresponde al ámbito de las decisiones de un gobierno, no de un pacto constitucional.

incluso el decreto de nacionalización de los bancos, fue detenido con una acción de amparo. Un juez interpretó la constitución, las leyes en vigencia y llegó a la conclusión que el decreto era ilegal.

¿Donde está el estatismo, el intervencionismo, el populismo de la C79? 

6- Se dice que la constitución de 1979 negó la igualdad de trato entre capital nacional y extranjero. Los países más importantes de América Latina tampoco reconocen dicha igualdad en sus constituciones. Los EEUU tampoco, y los BRICS menos. Es un principio ideológico neoliberal que busca privatizar los sectores estratégicos de la economía y abolir cualquier atisbo de soberanía y de defensa nacional.

La Constitución de 1993 vulnerara gravemente el sistema de defensa nacional del Perú.

7- Pero donde El Comercio desinforma  sin pudor alguno (Como Clarín de Argentina, el Universal de Ecuador) es cuando dice que la C79 fue "tutelada" por el gobierno militar de la segunda fase. Con ese criterio entonces la constitución española de 1978, también fue tutelada por el franquismo dictatorial y sus instituciones, siendo la principal, la Monarquía. Y casi todas las constituciones en vigencia en América Latina. Y las constituciones de Japón, Alemania e Italia "tuteladas" por los aliados ocupantes al finalizar la II guerra mundial. Cuando hay transición democrática, no hay tutela, sino acuerdos políticos.

Pero hay dos diferencias adicionales. 

La primera, es que la Constituyente de 1979 se definió asimisma como "poder autónomo de jure", en tanto que el gobierno militar era el "poder de facto". Y ambos poderes debieron cohabitar. No hubo tutela ni imposición. Y la única reforma importante que los militares plantearon para su reconocimiento constitucional fue la reforma agraria. Pero el APRA también coincidió con ese planteamiento (ver discursos de Haya de la Torre en Obras Completas ) y el PSR, la DC, el PCP, parte del Focep, es decir hubo una mayoría que estuvo de acuerdo, porque la reforma agraria fue una demanda social de los movimientos populares peruanos del siglo XX. Hasta la Alianza para el progreso del Presidente Kennedy  lo recomendó, y también el Vaticano en sus concilios con los obispos latinoamericanos (Medellín-68). 

La segunda diferencia respecto a otros procesos semejantes, es que en el Perú, hubo una transición democrática   de un régimen dictatorial a un régimen democrático, con una negociación pluripartidista, después de una revolución que introdujo cambios estructurales donde se ampliaron los derechos, se redistribuyó socialmente la propiedad y se avanzó en la consolidación del Estado nacional.La segunda fase detuvo la revolución (en realidad estaba congelada desde 1974), y reorientó el proceso en lo económico y político.

Era inevitable que se diera un nuevo contrato social, el cual se cristalizó con la C79, que formaría al Perú del siglo XXI (ver discurso de Haya de la Torre, en la sesión inaugural de la Constituyente). Y la base de ese nuevo contrato era la sustitución del Estado Oligárquico terrateniente, aristocrático y señorial, por el nuevo estado democrático definido en la C79. 

Incluso los partidos y grupos de izquierda socialistas y leninistas, que no votaron el texto en lo general, votaron por su insistencia cuando el dictador Morales Bermudez realizó "observaciones" a los artículos transitorios. Con ese voto la izquierda se integró al contrato social democrático, optando por la vía institucional para llegar al poder, y abandonando el esquema insurreccional. El gobierno militar no promulgó la constitución, lo haría Belaunde (que no participó en la constituyente). ¿Entonces donde está la tutela de los militares?. 

8- El golpe de estado de Fujimori en 1992, basada en la antipolitica y el neoliberalismo (capitalismo salvaje y corruptor), fue totalmente innecesario. Nada lo justifica. Intentó quebrar el contrato social e imponer autoritariamente otro "pacto" basado en el clientelismo y anulando derechos. En su visión de despotismo asiático (la misma de Alan García-ver sus artículos sobre China), la política es un estorbo y la democracia solo se usa si ayuda a la legitimación de los gobiernos. No hay derechos sociales, pero diferenciándose del individualismo evangélico protestante anglo sajón, el despotismo asiático prioriza la familia o el clan. 

La cultura Latina ha creado los derechos sociales, y su primera cristalización fue la Constitución mexicana de 1917. El Estado promueve las condiciones para acceder a la ciudadanía integral a través de los derechos, no deja abandonada a su suerte y "libertad" a las personas apostando a un individualismo insolidario donde la gente hace lo que le da la gana. Tampoco se considera que la solidaridad familiar o de clan (concepto que significa más que familia) sean suficientes.

La C79 consagró los Derechos sociales apuntando a una sociedad de ciudadanos y de bienestar. El documento de 1993, las suprime, con el pretexto del "populismo" y la irresponsabilidad de García. Si la economía de mercado será salvaje, (no cuenta el medio ambiente, ni los derechos laborales), la sociedad también será "salvaje" en sus relaciones. De esa forma queda justificada la concentración del poder en élites o instituciones, o "poderes fácticos", para imponer el "orden", "la autoridad" o el eufemismo llamado "Gobernabilidad" (teoría política de los poderes fácticos).

El Estado que surge con el documento de 1993, se sustenta en el gobierno de los poderes fácticos y la cleptocracia (Montesinos-Fujimori). Con Toledo y sobre todo con García dichos poderes fácticos ejercen el gobierno y la política es sustituida por el lobismo. Esa es la estructura política e ideológica legitimada por el documento de 1993, por eso la cabeza empresarial lobista del Perú y representante de los intereses chilenos, el diario El Comercio, la defiende tanto.  Alan García forma parte de ese esquema.

9- Es falso que la C79 no se debatiera publicamente. Justamente, una de las condiciones de toda transición democrática, es que la opinión pública se pueda expresar libremente. La oposición democrática al régimen pudo  hacerlo en los periódicos, canales de TV y radios, no solo en los tiempos oficiales. Hubo un uso limitado, por el control gubernamental,  pero las diferencias sobre la constitución se ventilaron abiertamente. 

Hay que recordar que el neoliberalismo estaba desprestigiado durante la época de la Asamblea Constituyente de 1978-79. Argentina fue el laboratorio con el Ministro Alberto Martinez la Hoz y la junta militar de Videla. Fue un desastre, que hundió la economía argentina por décadas y con un costo social y en vidas, que dividiría a los argentinos como sociedad. Paralelamente Chile con Pinochet también aplicó el neoliberalismo. Y reprimió a sangre y fuego las protestas sociales de 1980-81. Por los crímenes cometidos en esos años que no fueron cubiertos por la amnistía de 1977, es que Pinochet fue detenido en Londres por delitos de lesa humanidad.

Los defensores del neoliberalismo, jamás han explicado satisfactoriamente, porque su modelo económico necesitó de dictaduras genocidas para implementarse en el cono sur.

Finalmente, el mundo cambia aceleradamente, hay nuevos paradigmas y procesos, pero vemos como las constituciones más importantes del mundo occidental se mantienen y son reformadas en temas puntuales. La constitución de la V República francesa es de 1958 y  a nadie se le ocurre en Francia decir que es la responsable de los graves problemas económicos del país galo, pese a que tiene un modelo de Estado de Bienestar muy extendido, y la derecha lo tiene bajo acoso. El contrato social en Francia, el último y más importante es el que da origen a la V República, pueden haber gobiernos de derecha o izquierda, pero la Constitución establece los derechos sociales en Francia, y toda la globalización de la tierra no los anula.

Existen otras constituciones y pactos internacionales donde se establecen los derechos sociales y ha surgido una nueva generación de Derechos Humanos donde se relegitiman los derechos sociales. Solo la derecha bruta y achorada en el Perú, los llama "populismo y estatismo". Además estos derechos, desarrollados como prestaciones, tienen un carácter progresivo, no imperativo. 

Los grandes hombres y mujeres que pactaron la constitución de 1979, coincidieron en que el contrato social en el Perú se sustenta en derechos sociales y sus garantías, que el modelo económico debía coadyubar a su logro. Es un principio vigente.

Con la Constitución de 1993 siempre habrá concentración de la riqueza y desigualdad social. La Constitución de 1979 garantiza la democracia social y una modernidad para todos.

 

 
 
 

Derechos reservados de "Cuadernos Apristas" y "Vanguardia Aprista en www.vanguardiaaprista.com" (Actualizado Diciembre 2012)
Correo para coordinación y colaboraciones de artículos, fotos y noticias ==> vanguardiaapra@gmail.com.com
Grupo Yahoo: Facebook: Twitter: Youtube: