Counter
LINKS
LINKS PERSONALES
LINKS BASES PAP
REDES INTERNET
SERVICIOS
Alan García aliado de la burguesia
El desviacionismo que enarbola García, al que quiere justificar como “aggiornamiento”, que no es sino una nueva careta de su fracasado intento de “refundación”, de progresar nos llevaría a una nueva derrota electoral. Es cierto que hubo épocas que solo tuvimos uno o dos parlamentarios, pero ello debido a que salíamos de dictaduras y no iban en listas apristas, nunca en pleno ejercicio democrático, como en la actualidad. Hecho por el que tendrá que responder ante la historia.
Arturo Ojeda fue Secretario Nacional de Organización del Comando Nacional de la JAP elegido en el VI Congreso Nacional JAP en 1984, es un connotado militante de Salamanca, proviene de una familia aprista, es autor de varios libros y un conocedor de gestión social.

En el último mitin del Campo de Marte Alan García ordeno no cantar "La Marsellesa"

Uno de los invitados era Alex Kouri, un Montesinista corrupto que negocio el peaje al Aeropuerto

Alan García le ha quitado al Partido su capacidad de organización de cuadros y masas para manipularlo según sus intereses

Ha modificado los Estatutos otorgandose facultades de autocrata, Presidente -casi vitalicio- y postergando el XXIV Congreso desde Oct. 2011

Alan García pondría al PAP como furgon de cola de un Frente de derecha

La propuesta que hizo Alan García no es la propuesta aprista 

Haciendo gala de una innegable capacidad retórica, Alan García anunció las condiciones en que se realizará su campaña presidencial para el año 2016. Al inicio hizo uso de algunos conceptos clichés, como “partido de trabajadores”, “lucha contra el imperialismo”, “pan con libertad”, trató de convencer al auditorio que se encontraba en la línea de la ortodoxia aprista. Sin embargo, a  lo largo de su discurso nos daríamos cuenta de todo lo contrario.

Consecuente con su economicismo crónico, intentó convencer al auditorio que el gran problema del país es conseguir inversión extranjera para explotar los recursos nacionales, de ahí generar ingresos para el Estado y poder ejecutar programas sociales.  Según él, eso es aprismo. Nada más equivocado. Ese es el programa neoliberal que se ha venido aplicando en diversos países del mundo, como forma de asegurar la reproducción del capitalismo internacional, a costa de la extracción de las riquezas de los países, consagrando la desigualdad social , aunque “mitigando” la pobreza, a través de condiciones mínimas de sobrevivencia para la gran población. En ese modelo no solo persisten las grandes diferencias internacionales, sino que se consagran las desigualdades al interior de cada país.  Una de cuyas consecuencias es la violencia social que nos agobia.

El programa histórico aprista es otro. Es el del camino de la liberación de nuestros pueblos de las cadenas que nos dominan y nos someten a modelos de desarrollo exógeno, emancipación que incorpora a la unión de nuestros pueblos indoamericanos, en aspectos integrales no solo comerciales. No negamos, es sabido, el aporte del capital internacional. ¿Inversiones extranjeras? Sí, ¿venga como venga? No! Queremos tecnología, queremos desarrollo integral, para competir en el contexto mundial en igualdad de condiciones. Y Lo más importante, es que éste desarrollo debe ser conducido por las fuerzas nacionales del Frente Único de trabajadores manuales e intelectuales, no por la proto burguesía rentista con la que se ha aliado Alan García, y a quienes llama a la unidad en un Frente de Derechas.

Hacer que el centro de su oferta política, sea un listado de servicios a la población más pobre, agua, electrificación, colegios emblemáticos, etc., que son parte del proceso de modernización que se lleva a cabo en el mundo impulsado por los Estados Unidos desde los años 50 del siglo pasado. ¿Qué de extraordinario hay en eso? Considerar que eso y solo eso debe ser el programa político electoral para un partido como el aprista, es claudicar de nuestra doctrina y nuestro pasado.

Tratando de convencer a la derecha plutocrática, adinerada, que cierre filas con él, recordó que él impidió que ganara Humala el 2006. Claro que lo hizo, pero con otro programa, de centro izquierda. Diciendo que no firmaría los TLC, que apoyaría al pequeño y mediano agricultor, que acabaría con la explotación laboral a los jóvenes, que controlaría a las AFP, etc. ¿Era o no un programa más progresista que éste, de claro tinte derechista, el que elaboró el 2006? Si hubiera competido con el programa que ahora ofrece, Humala le hubiera ganado el 2006 también en la segunda vuelta.

García, rematando su postura, anunció que convocaría a otros movimientos y partidos que “darían la eficiencia y concreción a su gobierno”, es decir que serían los que se ubicarían en los puestos estratégicos. ¿De nuevo nos dirá que en el Apra no hay técnicos, porque no estudiaron en el extranjero? Ya veremos entonces a los técnicos que negociaron el contrato de la Muni de Lima con COMUNICORE, o al equipo de especialistas que diseñaron el peaje de la Av. Faucett en el Callao.

Un tema que es sensible y que demuestra aún másla inconsistencia de la propuesta alanista, es el de la inseguridad ciudadana. Ésta es síntoma de una enfermedad mayor en la sociedad peruana, como también ha ocurrido en otras sociedades sometidas al proceso de modernización económica por obra del capitalismo salvaje. Y que es la mejor demostración que seguir por la ruta de desarrollo planteada por García no resolverá sino agudizará la violencia social y criminal en el Perú.

La desigualdad y el desprecio por el desarrollo social, características del modelo modernizador neoliberal, unidos al consumismo y el individualismo exacerbado, son parte de los elementos  gatilladores de la violencia. García en su concepción restringida del rol del Estado y del Gobierno, ni siquiera toma en cuenta estos temas. Por lo que estaría asegurado su fracaso. Hoy en día hay Estados inviables ya no solo por factores económicos o políticos, sino también por quiebres de la cohesión social.

El aprismo de Haya de la Torre sí tiene la suficiente capacidad de prever y enfrentar estos problemas. Ya lo dije en un mensaje anterior, Haya está vigente. No tenemos sino que desarrollar sus propuestas para la hora actual, sin necesidad de volvernos liberales, adoradores de Kant,  Popper, Hayek o Friedman, como lo hacen los alumnos de García en su Instituto  de la San Martín.

El desviacionismo que enarbola García, al que quiere justificar como “aggiornamiento”, que no es sino una nueva careta de su fracasado intento de “refundación”, de progresar nos llevaría a una nueva derrota electoral. Es cierto que hubo épocas que solo tuvimos uno o dos parlamentarios, pero ello debido a que salíamos de dictaduras y no iban en listas apristas, nunca en pleno ejercicio democrático, como en la actualidad. Hecho por el que tendrá que responder ante la historia.

Hoy, necesitamos llevar un mensaje de esperanza real a la juventud, a que puede realizarse plenamente en su vida, no solo como un esclavo del trabajo con límites sociales pre establecidos por los límites de un sistema económico dependiente y primario exportador.

Hoy, necesitamos llevar un mensaje de esperanza al pequeño y mediano empresario a que no vivirá sometido a los mandatos de las grandes empresas que amenazan por doquier su sobrevivencia en el mercado.

Hoy, necesitamos decirles a los agricultores que su pequeña propiedad será promovida y respetada y no será convertido en un peón más de los nuevos latifundios.

Hoy, necesitamos decirle a los trabajadores de la ciudad y el campo que tendrán la mayor calidad de servicios de capacitación técnica y de salud que le aseguren trabajos dignos, bien remunerados y un retiro honroso para su vejez.

Hoy, necesitamos decirles a los empresarios que se les apoyará intensamente en el desarrollo y adaptación de tecnología moderna y competitiva, con la cual puedan innovar y aumentar calidad, productividad y rentabilidad para sus empresas, cumplidoras también de su responsabilidad social.

Hoy, el país necesita un proyecto nacional que nos asegure nuestro desarrollo autónomo y competitivo a nivel internacional, teniendo como recurso principal a nuestra gente y no solo los recursos naturales.

Hoy, todos los peruanos necesitamos saber que el desarrollo integral que hemos de impulsar, permitirá superar las desigualdades, acabar con la violencia social  e integrar a todas las etnias y nacionalidades del país.  

El país necesita mucho de los apristas de todas las generaciones, pero fundamentalmente de los que seguimos los mandatos de Haya de la Torre, de construir un Perú más justo, más libre y más culto.

Por todo ello, me permito invocar a todos los compañeros y compañeras que estemos interesados en hacer respetar nuestra identidad política y desarrollar la verdadera propuesta aprista, a que comencemos a construirla desde la militancia, para impulsarla, sostenerla y defenderla al interior y exterior de nuestro Partido.

HAYA VIVE Y VENCERÁ!!!!

Links relacionados

¡Verdades a falderos alanistas!

Visita el Facebook de Arturo Ojeda => Click en la imagen
En el Encuentro Ideológico del 2008 con Celso Palacios, Arturo Ojeda y Eduardo Bueno León
cc. Camara, Arturo Ojeda, Celso Palacios
 
 
 
 
 

Derechos reservados de "Cuadernos Apristas" y "Vanguardia Aprista en www.vanguardiaaprista.com" (Actualizado Marzo 2014)
Correo para coordinación y colaboraciones de artículos, fotos y noticias ==> vanguardiaapra@ec-red.com
Correo del Foro o Grupo==> INSCRIBETE HOY (Clic aqui)==>
http://espanol.groups.yahoo.com/group/vanguardia_aprista