El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Counter
LINKS
LINKS PERSONALES
LINKS BASES PAP
REDES INTERNET
SERVICIOS
Réquiem por un partido
Con dolor, debemos admitir que el ahora derrotado candidato tenía razón. Las cifras obtenidas en los comicios muestran el descalabro de un gran partido. Incluso, Trujillo que fue la cuna, es ahora la sepultura de una esperanza. Si Víctor Raúl Haya de la Torre tuvo un enemigo, ese fue García. Su formidable vanidad no le permitía compartir la gloria con el fundador. Además, las antiguas ideas revolucionarias y las románticas historias del heroísmo de los compañeros le iban mal con el disfraz de estadista carnoso, serio y moderno que ansiaba presentar ante los dueños del país y las corporaciones extranjeras.
Eduardo González Viaña
Nació en Chepén, La Libertad.(Perú). Estudió derecho en la UNT. Formó parte  del Grupo “Trilce” liderado por Teodoro Rivero-Ayllón. . Muy temprano, a los 26 años, su colección de relatos”Batalla de Felipe en la casa de palomas” lo haría merecer el Premio Nacional de Fomento a la Cultura”Ricardo Palma”.“Identificaciónde David”, una novela publicada en 1974 lo haría ganador del Premio Nacional de Novela “Universo”. Luego, una permanencia en Europa por 6 años se expresaría en una profundización de sus estudios de Lingüística y Literatura en España y de Etnología en la Ecole des Hautes Etudes en Sciences Sociales de París. En los años 80, su literatura se orientaría resueltamente hacia el tema antropológico. “Habla, Sampedro. Llama a los brujos”, la conversación con un chamán del norte peruano se convertiría en un “bestseller” español y “Sarita Colonia viene volando”, la biografía soñada de una santa creada por el pueblo, sería su homenaje “a la santidad de los pobres” y un libro que ha sido considerado como una de las grandes novelas peruanas del siglo XX. Durante la década del 90 reside en los Estados Unidos trabajando como catedrático en las universidades de Berkeley y de Oregon. González Viaña tiene ya tres premios internacionales literarios: en  1999 recibió el Premio Internacional Juan Rulfo por el relato “Siete días en California”, en el 2000 su libro de cuentos “Los sueños de América” mereció el Premio Latino de Literatura de los Estados Unidos y ahora “El corrido de Dante” que acaba de ganar el Premio Internacional Latino del año 2007 en los Estados Unidos. 

Artículo publicado en el Diario UNO el 12 de Octubre del 2014

Es la mayor derrota nacional, volver a perder Trujillo y humillados en La Libertad. Ya no existe el orgullo del sólido Norte.

Analista señala que la ubicación de Enrique Cornejo en el segundo lugar no se debe a su partido.

El desprestigio de la política es muy alto. La gente rechaza la política. De los últimos 3 presidentes uno esta preso (Fujimori) y los otros investigados por graves casos de corrupción y enriquecimiento

Por eso generalizan: todos roban; si todos roban por lo menos, dicen, que haga obra. Esto no hace tonto a un elector, sino hace al elector quizá pragmático, desinteresado, desatento a los problemas públicos.

según Haya de la Torre, educar es liberar ... aplicar los apotegmas de Sarmiento: ;Si el pueblo es el soberano hay que educar al soberano.

porque no ha insurgido en el Perú ni política de ejemplo, ni política de ciencia; porque no hemos tenido hasta hoy una política que educara y preparara a la masa nacional para una intervención democrática en la vida del Estado. Por eso es que hemos formado un Estado falsamente constituido que determina la posibilidad de que aparezcan periódicamente en el país gobiernos absolutos, crueles tiranías e insólitos libertadores arbitrarios que son tiranos más tarde. Por eso es que nosotros tenemos que luchar ... por la formación de la conciencia nacional y a la formación de un buen concepto de la política y del trabajo en el país.... contribuyan todos a elevar y a dignificar la conciencia nacional.

Aquellos que no pueden comprender las grandes manifestaciones del despertar de la conciencia ciudadana de un pueblo, pueden cotizarlo. Pero no es posible que en el Perú se vea germinar la política de cotización, aquella política tendiente a desviar la conciencia del pueblo para impedir que se encamine hacia grandes realizaciones.

Haya de la Torre, Plaza de Acho 23 de agosto 1931

Réquiem por un Partido

Los votos obtenidos por Enrique Cornejo en Lima no fueron por el APRA, sino a pesar del APRA y con gran pesar de Alan García, el capitán del naufragio.

Apenas llegado a la patria, del aeropuerto Lima-Callao volé al de Trujillo una semana antes en las elecciones municipales. Me contaron allí algunas anécdotas sobre la campaña que se estaba desarrollando.

Según una de ellas, el candidato aprista a la alcaldía provincial de Trujillo se había presentado en un salón universitario colmado de estudiantes de esa agrupación. Luego de su discurso dijo que estaba dispuesto a contestar las preguntas que se le hicieran. Un joven levantó el brazo:

—Compañero, dígame: ¿qué significan las siglas del APRA?

—Las siglas, las siglas… Bueno, al compañero jefe le gustaban los juegos de palabras. No se olviden que fue el que inventó la palabra Trilce para su amigo, el poeta César Vallejo. Trilce no tiene significado alguno. APRA no significa nada.

Con dolor, debemos admitir que el ahora derrotado candidato tenía razón. Las cifras obtenidas en los comicios muestran el descalabro de un gran partido. Incluso, Trujillo que fue la cuna, es ahora la sepultura de una esperanza.

Los votos obtenidos por Enrique Cornejo en Lima no lo fueron para la agrupación que representaba. Lo fueron a pesar de la misma y con gran pesar de Alan García, el hombre que capitanea este naufragio.

Al igual que Cornejo, hay otros excelentes dirigentes y militantes que podrían haber hecho un gran papel en las elecciones, pero que fueron ninguneados por el comando oficial. Ya lo habían sido en los gobiernos anteriores de García, quien todo el tiempo prefirió quitarse de encima a los militantes puros y sinceros, y borrar del partido que estaba refundando todo símbolo o señal de la vieja agrupación revolucionaria.

Si Víctor Raúl Haya de la Torre tuvo un enemigo, ese fue García. Su formidable vanidad no le permitía compartir la gloria con el fundador. Además, las antiguas ideas revolucionarias y las románticas historias del heroísmo de los compañeros le iban mal con el disfraz de estadista carnoso, serio y moderno que ansiaba presentar ante los dueños del país y las corporaciones extranjeras.

Durante el segundo gobierno de García -no del APRA, insisto- se acuñó una denominación que todavía sirve para justificar la prolongada imposición neoliberal que padecemos. Se puso el sambenito de “antisistema” a toda persona o partido que se opusiera al recorte de los derechos laborales, la sospechosa privatización de todas las empresas estatales y a la entrega sin condiciones de nuestros recursos mineros.
“Antisistema” es una chapa peligrosa que sirve para que una supuesta democracia se convierta en una real tiranía neoliberal. Antisistema y anti minero son calificaciones a las que se puede añadir fácilmente el apellido “terrorista”. De esa manera, cualquier disidente puede sufrir cárcel de forma expeditiva y sin muchas justificaciones judiciales.

La facción que comanda al viejo partido olvida que durante décadas el aprismo fue la reserva moral del país. Sin aspirar a ser alcaldes ni representantes, millares de peruanos alzaron el pañuelo blanco y proclamaron los principios del partido para después sufrir la cárcel, la pobreza, la persecución y las ejecuciones sin juicio como única compensación por su entrega a una causa de libertad y justicia.

Como alguna vez lo he sostenido, eso no es historia pasada. Muchos de los compañeros ajenos a la facción de Alan García creen que la catástrofe actual del partido no es solo electoral, sino ética.

Por eso han fundado el Partido del Pueblo y están reclutando militantes en uno y otro lado del país. Suyas son las antiguas banderas del aprismo y, sobre todo, el retorno a esa extraordinaria leyenda de heroísmo y moral que fue su partido.

—No, compañero -le respondieron al candidato a la alcaldía Provincial de Trujillo-. APRA significa Alianza Popular Revolucionaria Americana.

Al parecer, los nuevos dirigentes del aprismo, fracción garciísta, no tienen mucho conocimiento de la historia. Según me han contado, el candidato respondió:

—¿Revolucionaria? Eso debe ser un invento de los comunistas, de los antisistema.

Eduardo González Viaña

Los Compañeros
 
 
 
 

Derechos reservados de "Cuadernos Apristas" y "Vanguardia Aprista en www.vanguardiaaprista.com" (ActualizadoOctubre 2014.)
Correo para coordinación y colaboraciones de artículos, fotos y noticias ==> vanguardiaapra@ec-red.com
Correo del Foro o Grupo==> INSCRIBETE HOY (Clic aqui)==>
http://espanol.groups.yahoo.com/group/vanguardia_aprista