El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Counter
LINKS
LINKS BASES PAP
REDES INTERNET
SERVICIOS
El Partido de las Cuatro Ratas
Fue a comienzos del presente siglo que García Pérez chamulló a la militancia aprista con el cuento de la necesidad de llevar adelante la “modernización” y “refundación” del PAP. Algo más de una década después, el Partido Aprista ha sido “modernizado y “refundado”. De ser un movimiento representativo del pueblo, con principios, ideología, objetivos, planes y propuestas de cambio social, el PAP se ha convertido en entidad defensora de la plutocracia y la oligarquía, en una mezcla de banda de asaltantes del Fisco y club electoral individual, propiedad privada del rufián Alan García Pérez .... El cartel de “la plata llega sola” ha transformado al PAP en Partido Alanista, es decir en el Partido de las Cuatro Ratas, a saber García Pérez, Del Castillo Gálvez, Velásquez Quesquén y Mulder.
César Vásquez Bazán

César Vásquez Bazán es un economista, profesor universitario y político peruano. Estudió en el Colegio San Andrés de Lima y continuó su educación en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, donde se graduó como bachiller en economía (1974) y economista (1975). Cursó postgrados en Alta Administración de Instituciones Financieras (Pontificia Universidad Católica del Perú, Lima, 1980) y en Desarrollo, Planificación y Políticas Públicas (Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social, Santiago de Chile, 1986). En la Universidad de Denver (Colorado, EE.UU.) recibió la maestría (MA, 1993) y el doctorado en Estudios Internacionales (PhD, 2003). Su disertación doctoral versó sobre El neoliberalismo autocrático y el dilema peruano: La economía política de la década de Fujimori (2003). Ha escrito Respuesta a una infamia (1991), La propuesta olvidada (1987), Tendencias demográficas, condiciones de vida y política de población en el Perú (1987), Cien días: bases para un plan económico de emergencia(1985) y Congreso Económico Nacional (1982).

En el Perú se desempeñó como profesor asociado de economía en la Universidad de Lima y director del Centro de Investigaciones Económicas y Sociales de esa Universidad. En los Estados Unidos trabajó como profesor en la Escuela de Estudios Internacionales para Graduados y en el University College de la Universidad de Denver. Sus principales áreas de interés profesional se encuentran en los campos de las políticas económicas y sociales, la economía política peruana y la historia económica y social del Perú. Entre el 15 de mayo de 1989 y el 27 de julio de 1990 fue el sexto y último ministro de economía y finanzas del Perú durante el régimen constitucional que presidió Alan García.

César Vasquez Bazan es uno de los fundadores de Vanguardia Aprista junto con Raúl Aristides Haya de la Torre, Mario Valcarcel, Socorro Heysen, Raul Muchaypiña, María Teresa Diaz entre otros integrantes de la generación 60-70

César Vasquez fue militante de la Juventud Aprista en Pueblo Libre y se manifesto con el ARE universitario contra la dictadura del General Juan Velasco

También participo en la Campaña de la Asamblea Constituyente en 1978, la última campaña victoriosa de Víctor Raúl Haya de la Torre

César Vásquez fue el último ministro de Economía del gobierno 1985-90 y trato de controlar la hiperinflación provocado por los errores de la aventura de estatizar la banca de Alan García

Fue pionero en las redes sociales -2002- con su portal "Apra Global" y también la primera censurada por Jorge del Castillo que no pudo clausurarla y por el contrario adquirio prestigio por sus artículos, informes y primicias

Es uno de los economistas más prestigiados, catedratico, conferencista, historiador y analista político.

César Vásquez en este artículo describe como se ha destruido el partido de Víctor Raúl Haya de la Torre y la generación fundadora, heroica y que se sacrifico por la justicia social

El Apra sufre un evidente desviacionismo ideológico, se ha traicionada la esperanza del pueblo y están destruyendo el legado de Víctor Raúl

 

Fue en los años sesenta que el escaso número de sus militantes hizo que la Democracia Cristiana peruana fuera bautizada con el apelativo del Partido de los Cuatro Gatos.

Medio siglo después del Partido de los Cuatro Gatos, el Perú tiene otro partido conformado por cuatro animales, y que adorna el estiercolero en que se ha convertido la política nacional. Me refiero al alanismo, el Partido de las Cuatro Ratas.

Alan García cumplió la tarea que tiempo atrás le encomendó la derecha y el imperio. AGP transformó lo que alguna vez fue el Partido Aprista Peruano en lo que ahora es lamadriguera de ladrones bautizada por un aprista de vieja militancia como el Partido Alanista Privado.

Fue a comienzos del presente siglo que García Pérez chamulló a la militancia aprista con el cuento de la necesidad de llevar adelante la “modernización” y “refundación” del PAP. Algo más de una década después, el Partido Aprista ha sido “modernizadoy “refundado”. De ser un movimiento representativo del pueblo, con principios, ideología, objetivos, planes y propuestas de cambio social, el PAP se ha convertido en entidad defensora de la plutocracia y la oligarquía, en una mezcla de banda de asaltantes del Fisco y club electoral individual, propiedad privada del rufián Alan García Pérez.

La “refundación” del aprismo en alanismo fue llevada adelante negando cada uno de los elementos constitutivos del APRA. Es evidente que el alanismo es una tendencia politiquera personal opuesta al APRA fundada por Haya de la Torre.

Si el Programa Máximo del APRA proclamó la lucha contra todo imperialismo, el alanismo inscribió en sus prácticas políticas la entrega y colaboración con todo imperialismo, sea este norteamericano o chileno. Si el APRA aspiraba a la unión política y económica de América Latina, el alanismo es la expresión del combate contra la unión latinoamericana y contra las tendencias políticas que reivindican una verdadera integración.

Si el APRA levantaba las banderas de la nacionalización de tierras e industrias, Alan García y sus cómplices defienden la desnacionalización de tierras e industrias. Si los apristas expresaban su solidaridad con todos los pueblos y clases oprimidas del mundo, García y sus gángsters se enorgullecen de solidarizarse con los explotadores y opresores del mundo.

Si el APRA enseñaba a sus jóvenes a pensar en “Nada por mí todo por un Perú libre y justo”, el alanismo se enorgullece en defender exactamente lo contrario: “Todo para García Pérez y su banda”. Pensar en un Perú libre y justo son cojudeces, como diría el diabólico cura Cipriani.

Si el APRA recordaba la necesidad de ser un partido con fe, unión, disciplina y acción, el alanismo encarna lo contrario. Es una banda de malhechores, sin fe en valores de justicia; es un cartel en el que cada cual opera robando para sí, sin respeto por principios de moralidad y cuya acción está dirigida a obtener el enriquecimiento de García Pérez y sus principales adláteres.

Si el APRA tenía antes una bandera revolucionaria color rojo sangre, en cuyo centro aparecía Indoamérica, hoy el alanismo iza una bandera color verde billete, en cuyo centro aparece el signo de dólar.

Si los apristas podían considerarse antes como compañeros, hoy sólo pueden reconocerse como cómplices. Si antes tuvieron un Jefe, maestro y Guía como Haya de la Torre, hoy en día sólo cuentan con un inculto cabecilla, con un guía para obrar el mal, con la representación antitética del maestro verdadero.

Si los apristas otrora podían decir “Aprista: ten orgullo de tu Gran Partido”, hoy gracias a los robos y corruptelas de la banda del obeso bipolar sólo pueden murmurar: “Alanista: ten vergüenza de tu minipartido”.

Si antes los apristas podían exclamar “Víctor Raúl, contigo hasta la muerte”, hoy los pocos apristas de principios que quedan en el alanismo sólo pueden decir: “García Pérez, contigo hasta aquí no más”.

El Partido Aprista Peruano ha sido “refundado” y “modernizado”. El problema es que como producto de esa refundación y modernización, el Partido Aprista ha sido liquidado históricamente. El cartel de “la plata llega sola” ha transformado al PAP en Partido Alanista, es decir en el Partido de las Cuatro Ratas, a saber García Pérez, Del Castillo Gálvez, Velásquez Quesquén y Mulder.

Alan García y sus secuaces destruyeron el PAP. Corresponde ahora a los apristas de principios edificar el APRA del siglo XXI, bajo la bandera roja indoamericana, la estrella aprista y el Cóndor de Chavín símbolos que retoma, orgulloso y entusiasmado, el Partido del Pueblo del Perú.


© César Vásquez Bazán, 2013
Marzo 28, 2013

 

"El Partido Alanista, el partido de las 4 ratas"
Visite:
CESAR VASQUEZ - PERU: POLITICA, ECONOMIA, HISTORIA
http://cavb.blogspot.com/

 
 
 

Derechos reservados de "Cuadernos Apristas" y "Vanguardia Aprista en www.vanguardiaaprista.com" (Actualizado Diciembre 2015)
Correo para coordinación y colaboraciones de artículos, fotos y noticias ==> vanguardiaapra@gmail.com.com
Grupo Yahoo: Facebook: Twitter: Youtube: